Domingo, 21.07.2019 - 21:59 h
Resultados de 2018

Las empresas no financieras doblan sus beneficios... y triplican la subida salarial

La Central de Balances del Banco de España constata el frenazo en la creación de empleo, que se mantuvo exclusivamente gracias a la contratación fija.

BDE EMPRESAS NO FINANCIERAS
 ANCIERAS

El pasado 2018 fue un buen año para las empresas no financieras que operan en nuestro país, de acuerdo con la recuperación económica que reflejan, en términos generales, sus cuentas de resultados. Así se extrae de la información que maneja el Banco de España y que revela que estas compañías doblaron sus beneficios respecto al ejercicio anterior, al mismo tiempo que llegaron a triplicar las subidas salariales entre sus empleados, si bien los aumentos de sueldos aún fueron moderados.

Es la foto fija que presenta la Central de Balances Trimestral (CBT) del BdE, un avance de cierre de ejercicio con tintes bastante positivos que tiene, sin embargo, alguna nota menos optimista. Es el caso de la creación de empleo, donde, en contra de lo que reflejó la última Encuesta de Población Activa, se produjo un frenazo importante respecto a 2017. La ocupación siguió creciendo, aunque lo hizo a un ritmo mucho menor, y solo gracias a la contratación fija, lo cual, en cambio, sí es buena señal.

El boletín económico del supervisor explica que las 960 empresas que componen la muestra siguieron expandiendo su actividad en 2018, de manera que el Valor Añadido Bruto (VAB) creció, en términos nominales, un 3,3%, frente al incremento del 0,5% registrado un año antes. Este incremento, añaden, "se produjo en un contexto de mayor dinamismo de la demanda interna, de modo que tanto las compras como las ventas en España ganaron peso relativo respecto al año anterior".

El mayor dinamismo de la actividad se tradujo en un crecimiento del Resultado Económico Bruto (REB) del 3,5%, lo que, junto con el descenso de los gastos financieros, impulsado por la caída de los tipos de interés, llevó a que el Resultado Ordinario Neto (RON) aumentara en 2018 un 5%, frente al avance del 4,7% del ejercicio precedente.

En total, "la evolución de los ingresos y gastos atípicos tuvo un impacto muy positivo sobre el resultado del ejercicio, que se dobló con respecto al nivel alcanzado un año antes". El resultado más que se duplicó (+102,6%) en 2018, frente al descenso del 22% que registró en el mismo periodo del ejercicio anterior. Expresado en términos de porcentaje sobre el VAB, el excedente final se situó en el 48,8%, casi veinticinco puntos por encima del valor registrado un año antes.

Todo ello, mientras las ratios de deuda y carga financiera continuaron con la tendencia descendente de los últimos años, favorecidas tanto por los menores costes de financiación como por el avance de los excedentes ordinarios, que se ha ido traduciendo a su vez en un aumento de las ratios medias de rentabilidad. 

"En definitiva, durante el último año se reforzó la situación económica y financiera del conjunto de las empresas en la muestra de la CBT", reza el artículo de la Dirección General de Economía y Estadística. Sin embargo, esta mejor situación de las compañías no se trasladó exactamente al mercado laboral. El empleo creció, pero lo hizo apenas un 1,5%, una tasa nada desdeñable, pero que se queda casi un punto por debajo de la registrada un año antes (2,4%).

No obstante, a juzgar por los datos, las corporaciones no financieras generaron puestos de trabajo de mayor calidad, como demuestra el hecho de que el aumento del número de empleados vino motivado casi exclusivamente por el avance de la contratación de personal fijo, que se elevó un 1,9%, mientras el temporal se redujo un 0,1%.

Respecto a los salarios, las subidas en este conjunto de empresas llegaron a triplicarse respecto al ejercicio anterior, si bien las remuneraciones medias siguen experimentando repuntes bastante ligeros. En concreto, los sueldos aumentaron en 2018 un 1,5%, frente al 0,5% de 2017. Esta aceleración estuvo impulsada fundamentalmente por a evolución en sectores como el comercio (y hostelería) y la industria, donde los costes aumentaron un 3,1% y un 2,4%, respectivamente.

Ahora en Portada 

Comentarios