Las necesidades de capital de la banca griega son de 6.400 millones de euros

  • Las necesidades de capital de la banca comercial griega ascienden a unos 6.400 millones de euros, volumen que ya está asegurado a través de los fondos de previsión y otras medidas, según los resultados de las pruebas de resistencia publicadas hoy por el Banco de Grecia.

Atenas, 6 mar.- Las necesidades de capital de la banca comercial griega ascienden a unos 6.400 millones de euros, volumen que ya está asegurado a través de los fondos de previsión y otras medidas, según los resultados de las pruebas de resistencia publicadas hoy por el Banco de Grecia.

El Banco de Grecia decidió hacer público el informe independiente elaborado por el fondo de inversiones BlackRock, tras las divergencias surgidas con la troika respecto a las necesidades de capital.

En dos reuniones celebradas a lo largo de la última semana entre la troika de acreedores y el gobernador del banco central, Yorgos Provópulos, los representantes del Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional mantuvieron su opinión de que la banca comercial requerirá por lo menos 8.000 millones de euros.

El Banco de Grecia recalcó que en estas pruebas de resistencia se tuvieron en cuenta una serie de factores mucho más precisos que en las anteriores de 2011, como por ejemplo, las potenciales pérdidas resultantes de los créditos morosos.

En un comunicado, el Banco de Grecia insistió hoy que, partiendo de cálculos que tienen en cuenta "niveles razonables de incertidumbre económica", el capital estimado necesario para el horizonte entre junio de 2013 y diciembre de 2016 será de 6.400 millones de euros.

Esa cantidad, sostiene el banco, podrá ser cubierta por las reservas de capital ya incorporadas en el ejercicio o acciones como la participación del sector privado en futuras ampliaciones de capital o la venta de activos, entre otras medidas.

A ello se suma la parte no utilizada todavía del respaldo del Fondo de Estabilidad Financiera Helénica.

Por otra parte, el Banco de Grecia pidió a los bancos que presenten, a más tardar a mediados de abril, sus planes de mejora de capital y el calendario de aplicación

Las diferencias sobre las necesidades de los bancos se ha convertido en uno de los principales escollos de esta nueva ronda de negociaciones entre la troika y el Gobierno griego, de cuyo éxito depende el desembolso del tramo de rescate correspondiente al último trimestre de 2013 y al primero de este año.

La parte europea de este tramo asciende a 8.800 millones de euros, a los que se suman 5.300 millones del FMI.

Grecia necesita, a más tardar en mayo, una nueva inyección financiera, pues para entonces vencen bonos del Estado por valor de 9.200 millones de euros.

Mostrar comentarios