Las petroleras piden "realismo" en los objetivos de introducción de biocarburantes


El presidente de la patronal de los operadores del petróleo (AOP), Alfredo Barrios, reclamó este lunes realismo en los objetivos de biocarburantes, que el Gobierno ha elevado del 5,9% al 7%. Según señaló, estos objetivos, modificados de forma inesperada a principios de marzo del 2011, se han llevado a “niveles que son incompatibles con el parque automovilístico actual”.
En la presentación del “Balance energético 2010”, Barrios incidió en que, de hecho, este nuevo objetivo del 7% no está aceptado por parte de los fabricantes de automóviles, ni es compatible con las especificaciones vigentes de combustibles. “La incorporación de biocombustibles requiere la adaptación de la logística, de los procesos de refino, de distribución y comercialización”, dijo.
Según AOP para que la solución sea técnicamente viable y realista es imprescindible que los fabricantes de automóviles participen en la decisión y aseguren que las especificaciones técnicas de los combustibles son compatibles con los objetivos marcados.
En su intervención, Barrios explicó que el año 2010 estuvo marcado por la recuperación económica mundial, liderada por las economías emergentes y Estados Unidos, en la segunda mitad del año. Sin embargo, auguró que la zona euro no presentará signos tan claros de recuperación hasta finales del 2012. Así, la transformación estructural de la industria europea de refino tendrá que acelerarse para acomodarse al entorno de bajos márgenes y elevada competitividad global desde las nuevas instalaciones asiáticas, principalmente India, China y Oriente Medio. Todo ello “llevará a la racionalización de la capacidad instalada en Europa, con el cierre de las refinerías menos eficientes”.
JAPÓN Y LIBIA
En cuanto a los precios, Barrios previó que en 2011 la volatilidad continuará como consecuencia de la inestabilidad en Oriente Medio y norte de África, en el lado de la oferta, y las consecuencias del terremoto de Japón, en el de la demanda. No obstante, dejó claro que “esta situación no ha supuesto ningún problema de abastecimiento, y otros productores con capacidad disponible han compensado la desaparición de los mercados de los aproximadamente 1,6 millones de barriles al día de crudo de Libia”.
Con todo, admitió que “la situación de Japón genera cierta incertidumbre y podría afectar a la previsión de incremento de 1,5 millones de barriles/día para el 2011”. Además, la pérdida temporal de un tercio de su capacidad de refino, debido a los efectos del terremoto en varias refinerías, podría afectar al balance global de productos, especialmente gasolinas y gasóleos.
Por otro lado, el representante de AOP analizó la situación de los márgenes de refino, los cuales se mantuvieron en 2010 en niveles deprimidos (debido a la “difícil situación económica”), aunque ligeramente superiores a los de 2009.
Además, el pasado fue el tercer año consecutivo de caída de la demanda de combustibles en España como consecuencia de la profunda crisis económica. Desde 2007 el consumo ha caído un 11% en España y según los datos disponibles del primer trimestre de 2011 se siguen observando cifras negativas para los próximos meses.
En concreto, los carburantes de automoción sufrieron una caída del 1,9%, con una importante bajada del gasóleo de automoción (claro indicador del descenso de la actividad económica) mientras que el queroseno de aviación fue la excepción y creció un 2,2 %, principalmente motivado por la recuperación del turismo.
“A pesar de la complicada situación del mercado, el refino español ha mantenido su plan inversor, superando los 6.000 millones de euros en 3 años”, concluyó.

Mostrar comentarios