Legislador republicano pide investigación independiente de préstamo Solyndra

El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU., Lamar Smith, busca una investigación independiente del préstamo federal de 535 millones de dólares concedido a la empresa de energía Solyndra en 2009, dijo hoy su oficina.

Washington, 20 sep.- El presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU., Lamar Smith, busca una investigación independiente del préstamo federal de 535 millones de dólares concedido a la empresa de energía Solyndra en 2009, dijo hoy su oficina.

En una carta enviada el lunes al secretario de Justicia y fiscal general de EE.UU., Eric Holder, Smith consideró que es necesaria una investigación independiente sobre si la Administración Obama favoreció a Solyndra en 2009.

La fabricante de paneles solares, que se declaró en bancarrota a comienzos de mes, es objeto de sendas investigaciones por parte de los departamentos de Energía y del Tesoro de Estados Unidos y de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Smith dijo en la misiva de tres páginas que el caso amerita una investigación independiente para "destapar la verdad sobre si la política jugó un papel para influir a la Administración Obama para que favoreciera" a la empresa de energía.

El caso ha dado abono a la oposición republicana, que ha criticado desde siempre las medidas económicas del presidente Barack Obama.

El presidente del Comité Nacional Republicano (RNC), Reince Priebus, también pidió la semana pasada que la Casa Blanca dé explicaciones sobre los pormenores del préstamo federal a Solyndra.

Según datos revelados recientemente por la cadena televisiva ABC, Solyndra habría recibido préstamos a unas tasas de interés de entre el 1 % y el 2 %, mucho más bajas que las normalmente otorgadas a proyectos de energías renovables, y que fue tramitado a través del Banco Federal de Finanzas, una agencia dependiente del Tesoro.

El pasado 6 de septiembre, Solyndra se declaró en bancarrota y posteriormente cerró sus operaciones y despidió a 1.100 trabajadores.

Según observadores, el posible caso de corrupción puede empañar las apelaciones al desarrollo de fuentes de energía "limpias" de la Administración del presidente Obama, quien había señalado a Solyndra como modelo para las inversiones gubernamentales en estas fuentes de energía en una visita a la fábrica californiana en 2010.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING