Un millón de alumnos, un tercio en academias privadas

La nueva Formación Profesional abre un filón de 5.500 millones al sector privado

La FP es la apuesta más decidida de Sánchez para atajar el paro juvenil -del 35%- y el gasto medio de un curso supera los 5.000 euros. Los centros concertados reciben 550 millones en subvenciones públicas.

pilar alegría
Alegría dará un importante impulso a la FP, en parte sufragado por fondos europeos.
Europa Press

La Formación Profesional (FP) se ha convertido en la prioridad educativa y laboral de Pedro Sánchez, que el pasado martes aprobó en Consejo de Ministros una ambiciosa ley específica para esta actividad que ya ha sido remitida al Congreso, y en ella el Gobierno parece haber encontrado la fórmula 'mágica' para acabar con buena parte del desempleo juvenil, que ronda en España una tasa del 35%. Estos estudios, que tienen una duración de dos años y que permiten acceder de forma fácil a la universidad, acreditan una empleabilidad del 80% y su demanda ha subido de forma exponencial en los últimos años. En el curso que empieza, un millón de alumnos estarán matriculados en alguno de los grados y ciclos que se ofrecen y un tercio los estudiarán en centros privados.

La nueva ley dotará con más de 5.500 millones de euros en tres años a la Formación Profesional Dual, de los que 1.500 proceden de los Fondos de Recuperación y Resiliencia de Bruselas. El gasto de las administraciones en este modelo formativo supera los 15.200 millones, una cifra que sirve para dejar patente la importancia de estos estudios que son impartidos en cerca de 3.800 centros en toda España, de los que casi uno de cada tres son privados. Precisamente, el sector privado -academias, centros de estudios y universidades- ha visto un filón en la FP, cuyo alumnado cae en el área pública y aumenta, prácticamente al mismo ritmo, en el privado y concertado. En la última década el número de estudiantes ha aumentado en 400.000 y suponen ya un 67% más que en el curso 2010-2011.

El precio en las academias y universidades privadas de un curso ronda los 5.000 euros de media por curso, aunque por ejemplo el Centro Superior de Formación Europa Sur (Cesur), que forma parte del grupo empresarial malagueño Coremsa, ofrece grados desde 3.000 euros anuales. El precio de algunas titulaciones puede rondar los 10.000 euros en otras academias, según se desprende del buscador Emagister, donde se puede consultar la oferta por especialidades y precio. Mientras, un curso presencial para convertirse en Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear en el Centro de Formación Profesional CEU San Pablo de Castellón cuesta 4.450 euros. Una cantidad asumible para los alumnos que reciben la beca de mayor cuantía.

Pese a que muchas comunidades no cobran a los alumnos en los centros públicos, estudiar un ciclo de FP, dos años, supone 400 euros por curso en la Comunidad de Madrid. Mientras, los precios en las empresas privadas varían, pero son muy similares al importe que supone una beca máxima. Los alumnos solo pueden acceder a una de las becas, aunque pueden optar a varias, que son concedidas tanto por el Ministerio, como por la administraciones autonómicas o entidades privadas, como las de ConfeBask, la Coremsa, la gallega Feuga y las de las fundaciones Montemadrid, Repsol y Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Un gran número de cursos en las universidades y centros privados cuestan unos euros menos que la beca máxima que puede recibir un alumno

El primer curso de Técnico Superior en Administración y Finanzas, de los más baratos puesto que no requieren instalaciones especiales como es el caso de los sanitarios o tecnológicos, cuesta 4.612 euros en la Universidad Camilo José Cela de Madridy el segundo, en el que se contemplan las prácticas en empresas, que según lo previsto por el Gobierno podrán durar hasta un año completo, 5.448. Mientras, la Comunidad de Madrid ofrece hasta 4.620 euros de ayuda para cursar un Grado Superior. La beca mínima es de 3.540 euros y los beneficiarios de la Renta Mínima de Inserción pueden recibir una ayuda de hasta 5.700 euros.

Obtener una beca es fundamental para financiar estos cursos y las ayudas cada vez son mayores y llegan a más alumnos. Solamente las becas destinadas a Educación Secundaria y Formación Profesional procedentes del Ministerio -excluidas las de matricula y las destinadas a familias numerosas que suponen 500 millones - superan los 1.500 millones en el curso 2021-2022. El departamento que dirige Pilar Alegría se ha fijado como meta llegar con estas ayudas al máximo número de alumnos, elevando los umbrales de renta y aumentando las cuantías de las subvenciones, además de reducir al máximo su vinculación a los resultados académicos. Por su parte, la Comunidad de Madrid, que ha apostado decididamente por la empresa privada para impartir estos cursos, destinará directamente a estas 18,5 millones de euros. Los alumnos pueden optar a estas becas tanto si están matriculados en un centro público, como en un centro privado.

El Ministerio de Educación ofrece una beca básica que oscila entre 300 y 350 euros, una ligada a la renta del hogar que este años alcanza los 1.700 euros y financia la matricula para que sea gratuita en muchos casos. Entre otras ayudas se contemplan las relacionadas con la excelencia académica, las centradas en los residentes en las islas o en Ceuta y Melilla o las destinadas a a las víctimas de la violencia de género o a los discapacitados .

En Andalucía el programa Beca 6000 contempla ayudas de hasta 6.000 euros por curso académico "para familias con pocos recursos cuyos hijos terminan la enseñanza obligatoria (ESO) y tienen como objetivo principal evitar el abandono escolar, compensando las carencias y desventajas de tipo personal, familiar, económico, social y cultural". En el País Vasco, que destinó el año pasado 55 millones para becas no universitarias prevé 1.500 euros, siempre que el curso rebase esa cantidad, y 200 euros de renta básica, además de pequeños importes a la excelencia académica.

Andalucía es la comunidad con más centros en los que se imparten titulaciones técnicas, 809 -datos de 2019-, seguida por la Comunidad Valenciana (444), Cataluña (443) y Madrid (331). Son estas dos autonomías las que más proporción de centros privados, con Madrid por encima del 50%, junto con Navarra, La Rioja y País Vasco. Esta comunidad es la que tiene mayor tasa de escolarización en el Ciclo de Grado Superior -56%-, mientras La Rioja lo lidera en el Grado Medio y comparte el podio con Galicia en la FP Básica. Los centros concertados de Formación Profesional en las comunidades reciben en torno a 550 millones de euros en subvenciones de las administraciones públicas.

Mostrar comentarios