Miércoles, 27.03.2019 - 02:20 h
Pero hay que resolver el "problema del desempleo" 

Linde descarta otra burbuja inmobiliaria y prevé otro año de mejoras económicas 

El gobernador de España ha advertido de que "ni muchísimo menos" está todo resuelto, ya que persiste el problema "muy grave" de desempleo. 

Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, durante el desayuno informativo
Linde descarta una burbuja inmobiliaria y prevé una mejora en la economía. / EFE 

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha descartado este viernes que se esté produciendo una nueva burbuja inmobiliaria en España ni que haya "síntomas de que la pueda haber", y ha augurado un quinto año de "triángulo virtuoso" de la economía, basado en un "importante" crecimiento económico, creación de empleo y superávit exterior, aunque ha urgido a reducir el elevado endeudamiento.

Durante su participación en un desayuno informativo organizado por 'El Independiente' y patrocinado por Accenture, Linde ha descartado que se esté gestando una nueva burbuja inmobiliaria en España como sucedió en 2004 y 2008 porque, por el momento, no se observa en el crédito.

"Yo de momento no la veo. Las burbujas se manifiestan en cómo aumenta el crédito y en este momento no está subiendo de una forma ni remotamente parecida a como ocurrió anteriormente", ha dicho Linde, quien ha añadido que "a juzgar por los datos no hay burbuja ni hay síntomas de que la pueda haber".

Linde ha aclarado que otra cosa diferente es que en un momento concreto los precios inmobiliarios hayan subido, pero ha recordado que anteriormente bajaron "mucho", ya que desde el pico máximo hasta el valle mínimo se produjo una caída del 50%. "Alguien puede pensar que esto es una burbuja, pero mientras las cifras de crédito no digan lo contrario, no hay burbuja ni nada que se le parezca", ha añadido.

El "triángulo virtuoso" de la economía 

A punto de concluir su mandato como gobernador del Banco de España tras seis años al frente de la institución, Linde ha dicho que a principios del año 2013 ya se notó que había cambiado la confianza en España, y ha valorado que desde entonces la economía del país se encuentra en un "triángulo virtuoso" de fuerte crecimiento económico, de creación de empleo y superávit exterior.

Ha destacado que nunca antes España había conseguido registrar cuatro años bajo ese triángulo, si bien ahora ha logrado mantener ese "equilibrio", y ha augurado que el año 2018 será probablemente el quinto ejercicio consecutivo que se registre. Según Linde, los factores que explican esta situación económica son el desapalancamiento general del sector privado y la mejora de la competitividad a nivel interior y exterior, que supone "la pieza que cierra el puzzle".

Sobre el paro y la deuda 

No obstante, ha advertido de que "ni muchísimo menos" está todo resuelto, ya que persiste el problema "muy grave" de desempleo, cuya tasa dobla a la europea, así como saneamientos pendientes en el sector financiero y vulnerabilidades fiscales "muy complejas de resolver" como las pensiones.

Sobre el paro ha alertado sobre la elevada tasa de temporalidad del 25% y las elevadas cifras de desempleo de larga duración, a lo que se suma el impacto de la robotización, por lo que ha advertido de que "si no se resuelve el problema del desempleo en España, no se va a resolver el problema de la desigualdad".

En todo caso, ha calificado de "buena" la reforma del mercado de trabajo realizada por el Gobierno de Mariano Rajoy en aspectos como la negociación colectiva y porque ha tenido "efectos positivos" en el mercado, aunque quedan pendientes pasos por dar. Al mismo tiempo, se ha pronunciado sobre el 'gap' en productividad, algo que requiere un esfuerzo "mantenido y sostenido en el tiempo" con mejoras en educación universitaria y no universitaria. 

El todavía gobernador del Banco de España ha valorado el esfuerzo "muy importante pero muy costoso" realizado en materia de reducción del déficit público, si bien ha insistido en la importancia de continuar reduciéndolo para rebajar el nivel de deuda sobre PIB, ya que tiene "muchas consecuencias negativas".

"Hay que frenar el déficit" 

"La inflación puede ayudar, pero hay que frenar el déficit, lo exige la pertenencia a la zona euro, si no se hace tiene consecuencias económicas muy negativas", ha remachado Linde, quien se ha referido a las pensiones como uno de los elementos destacados de la "dificultad" fiscal actual.

Pese a todo, ha ensalzado los "avances indudables" en los seis años de mandato al frente del Banco de España, y ha opinado que aunque persisten "legados de la crisis y problemas surgidos estos años muy importante", la economía española ha dado razones "para confiar en ellas", como el boom exportador.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios