Polémica con los jubilados

Linde vuelve a la carga con las pensiones y avisa que subirlas con el IPC "es difícil"

El gobernador del Banco de España estima que la economía crecerá por encima del 2,5% y no sentirá demasiado el impacto de la crisis catalana. 

Linde
El Gobernador del Banco, Luis María Linde. EFE.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha vuelto a hablar de pensiones este lunes, con la advertencia de que "es muy difícil" vincular su actualización anual con el Indice de precios al Consumo (IPC), como piden los jubilados, frente a las subidas del 0,25% que les impone el Gobierno.

Ante la insistencia de los informadores sobre este tema y después de las grandes críticas recibidas la semana pasada por aludir al patrimonio inmobiliario de los pensionistas como alternativa a su pensión, el gobernador del supervisor bancario ha querido explicar los tres problemas a a su juicio tienen las pensiones: el aumento del número de beneficiarios que se refleja en la pirámide de la población, el aumento de la esperanza media de vida que todos ellos tienen, y los efectos que el desempleo puede generar en el cálculo de su pensión futura. 

A su entender, las posibilidades de  intervención del Gobierno en este problema se ciñen solo por ahora al tema del cálculo de la pensión y el efecto del desempleo, porque poco puede hacer sobre los otros dos vectores. En ese sentido, advirtió que la capacidad de reacción es muy limitada, y la actualización con el IPC de todas las pensiones puede aportar más problemas que soluciones. 

Luis María Linde ha matizado sus palabras de la semana pasada sobre el patrimonio inmobiliario de los pensionistas, en el sentido de que el se refería con ello a una forma de ahorro, la que más impera en España, frente a otras alternativas de ahorro privado que se utilizan como compensación de las pensiones. En ningún momento quería decir que los pisos son la alternativa a la pensión, pero sí que tener propiedades inmobiliarias al final de la vida laboral de las personas es algo muy generalizado en España, que no se da en otros países de Europa, y que hay que tener en cuenta. 

Crecimiento por encima del 2,5%

El gobernador del Banco de España se ha mostrado confiado en que la economía española crezca este año por encima del 2,5%, cuando la última previsión de la institución era del 2,4 %. Durante su intervención en un foro organizado por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Linde ha subrayado que "el problema de Cataluña" es "muy serio", pero que hasta este momento "no ha tenido un impacto sustancial" en la economía.

"La perspectiva no es mala", ha explicado, al tiempo que ha considerado que la crisis secesionista en Cataluña puede afectar "algo" a la economía española, pero "poco" y que dependerá de cuánto se prolongue la incertidumbre. "Sí que ha afectado a la economía de Cataluña, pero al conjunto de la economía española ha afectado poco", ha señalado.

En noviembre, el Banco de España cuantificó el impacto de la crisis catalana con una minoración del crecimiento de entre 0,3 y 2,5 puntos porcentuales de PIB en los dos próximos años y un mes después rebajó una décima las previsiones de crecimiento para 2018 y 2019, hasta el 2,4% y 2,1%.

Linde, quien ha recordado que España es una de las economías europeas que más crece, ha confiado en que haya Presupuestos para este año y ha reiterado la necesidad de controlar el déficit público

Linde vuelve a la carga con las pensiones y avisa que subirlas con el IPC "es difícil"

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios