Los aeropuertos de París vuelven a la normalidad tras la nevada de anoche

  • Los aeropuertos de París funcionaban hoy con normalidad, tras las anulaciones de vuelos desde ayer por la tarde a causa de la nevada que se prolongó durante una parte de la noche, y en espera de nuevas precipitaciones en la próxima noche.

París, 19 ene.- Los aeropuertos de París funcionaban hoy con normalidad, tras las anulaciones de vuelos desde ayer por la tarde a causa de la nevada que se prolongó durante una parte de la noche, y en espera de nuevas precipitaciones en la próxima noche.

Una portavoz de Aeropuertos de París (ADP) explicó a Efe que esta mañana no había ni anulaciones ni retrasos particulares en los vuelos a causa de las condiciones meteorológicas en Charles de Gaulle o en Orly.

La portavoz añadió que los servicios meteorológicos han advertido de la posibilidad de nuevas nevadas la próxima noche, pero indicó que las previsiones deben ser afinadas esta tarde para saber si pueden tener consecuencias sobre el tráfico aéreo.

Air France indicó que su programa de vuelos se estaba cumpliendo durante la primera parte de la mañana sin dificultades, aunque una portavoz precisó a Efe que a causa de las operaciones de deshielo en los aviones se podrían producir algunos retrasos puntualmente.

La Dirección General de la Aviación Civil (DGAC) había instado a las compañías aéreas ayer a que anularan por la tarde un 20 % de sus vuelos en Charles de Gaulle y un 10 % en Orly ante la ralentización de los despegues y aterrizajes y despegues por la nieve.

Una parte de esas anulaciones correspondieron a conexiones con ciudades europeas -en particular del Reino Unido- cuyos aeropuertos cerraron también por el temporal de nieve.

Un centenar de pasajeros de un vuelo de la aerolínea Ryanair a la ciudad italiana de Pisa tuvieron que pasar la noche en el aeropuerto de Beauvais, a unos 90 kilómetros al noroeste de París, por la cancelación de ese enlace.

Las malas condiciones meteorológicas en Francia también aparecen como las causantes de numerosos accidentes de circulación que provocaron la muerte de seis personas y heridas a más de una veintena.

Los accidentes más graves se produjeron en la autopista A75 que conecta Montpellier con Clermont Ferrand, en uno fallecieron tres militares cuyo vehículo fue aplastado entre dos camiones, y en otro una pareja de españoles, en un siniestro en el que se vieron implicados una decena de coches y un camión.

El sexto fallecido fue un hombre en la autopista A10 cerca de Tours, según el Centro Nacional de Información Vial (CNIR).

Además, esta mañana hacia las 7.15 locales (6.15 GMT) un autobús con 43 turistas rusos que se dirigían al aeropuerto de Grenoble quedó tumbado en una salida de la autopista A45 y una veintena de sus ocupantes resultaron heridos, tres de gravedad.

Los servicios meteorológicos franceses habían puesto a media mañana 52 departamentos, la mitad del país en "alerta naranja" por nieve y hielo, con una advertencia particular por los fenómenos de lluvia que corre el riesgo de congelarse al contacto con el suelo helado.

Mientras en el norte las temperaturas serán negativas durante todo el día en diversas regiones, en el sur la llegada de un frente desde la Península Ibérica debe suavizar el tiempo.

Numerosos pasos fronterizos en los Pirineos continuaban esta mañana cerrados al tráfico en la vertiente francesa, como los túneles del Somport y de Puymorens.

Mostrar comentarios