Jueves, 18.10.2018 - 22:55 h
Dinero a raudales

Los cinco simples trucos (ya probados) para ahorrar 30.000 euros en 13 meses

Canna Campbell es una de las expertas en finanzas personales más conocidas de Australia por sus eficaces métodos de ahorro.

Fotografía de billetes de euro.
Un truco formidable para ahorrar. / Pexels.

Desde la infancia los padres intentan inculcar a los niños la cultura del ahorro. La aparición de una emergencia económica o simplemente el hecho de tener todo planificado en el ámbito financiero son dos factores que los más pequeños han de ir interiorizando. En Australia, por ejemplo, los niños se han convertido en los más ahorradores del mundo al destinar la mitad de su paga al ahorro en un país en el que la cuestión de las finanzas personales está entre las prioridades de la sociedad.

No es extraño, por ello, que proliferen los blogs australianos de finanzas personales. En ellos se cuentan múltiples trucos para ahorrar pero, sobre todo, experiencias personales de ahorro.

Una de las bloggers de finanzas personales más conocidas es Canna Campbell, que en su web 'Sugarmamma' ha compartido los cinco trucos que le permitieron ahorrar 30.000 euros en solo 13 meses. 

Cinco claves que se pueden complementar con otras técnicas como la 'lista de no comprar', el método japonés Kakebo o el 'Reto de los 365 días':

1. Utiliza un banco diferente para la cuenta de ahorros

No puedes utilizar tu cuenta corriente habitual porque podrías gastar, ya sea accidentalmente o intencionalmente, esos ahorros. Es clave asegurarse de que hay un espacio especial destinado a los ahorros. Un espacio debajo del colchón o una cuenta de banco destinada ese fin, lo más importante es que ese dinero no esté cerca de ti.

2. Guarda la calderilla y déjala fuera de tu vista

Es muy fácil de hacer pero la mayoría de la gente se deshace de las monedas dejándolas en el escritorio o mesa de trabajo. Estas monedas han de ser guardadas en un sitio específico que esté fuera de la vista para que no se malgasten.

3. Vacía tu cuenta bancaria antes de recibir tu sueldo

Un comienzo nuevo significa que tienes que manejarte mensualmente con un presupuesto limitado. Por ello, es fundamental vaciar la cuenta antes de recibir el sueldo, y destinar ese dinero a los ahorros (que solo nos quede un euro en la cuenta no es excusa).

4. Dispón de un presupuesto semanal en ‘cash’

En lo que se refiere a los gastos diarios como la compra, el transporte público o gestiones ineludibles, establece al principio de la semana un presupuesto que englobe todos estos gastos. Saca la cantidad del cajero y olvídate de la tarjeta de crédito.

5. Salda al instante los pagos de la tarjeta de crédito

Cuando realizamos una compra con una tarjeta de crédito, a menudo el cargo en nuestra cuenta se produce semanas más tarde, o al mes siguiente, provocando una diferencia entre el dinero de la cuenta y el que realmente está disponible. Para que esta situación no ocurra y no nos agobie, inmediatamente pasa la cantidad que fue utilizada en la compra de la cuenta de ahorros a la cuenta corriente.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios