Domingo, 20.01.2019 - 06:47 h
Incremento mínimo del 2,25%

Los funcionarios arrancan al Gobierno la subida salarial por decreto si no hay PGE

El Ejecutivo se compromete a subir los sueldos de los empleados públicos a partir del 1 de enero de 2019, pero tendrá que revisar el acuerdo.

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, protagoniza los Desayunos
La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet / Eduardo Parra - Europa Press

Los empleados públicos han arrancado al Gobierno el compromiso de hacer efectivas sus subidas salariales previstas para 2019 haya o no Presupuestos. Una medida que se sumaría al paquete que el Ejecutivo ya contempla aplicar por la vía del decreto en caso de no lograr los apoyos necesarios para las cada vez menos viables cuentas públicas.

La reunión de la Comisión de Seguimiento del II Acuerdo de mejora del empleo público y de condiciones trabajo ha dejado buen sabor de boca a las organizaciones sindicales. El secretario de Estado de Función Pública, José Antonio Benedicto, ha expresado rotundamente la voluntad del Gobierno de cumplir en su totalidad el acuerdo, incluidas las subidas salariales, aunque no se aprueben los Presupuestos.

Esto significa que queda garantizado el incremento de los sueldos, como mínimo, del 2,25% para 2019. Pero hay que recordar que el acuerdo alcanzado en marzo con el entonces ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tenía condicionantes, como la evolución prevista del PIB.

Por ello, los sindicatos han planteado durante el encuentro dos cuestiones que consideran que habría que revisar. Por un lado, al bajar el Gobierno la previsión de incremento del PIB para el 2019 al 2,3% (estaba previsto el 2,5%), el sindicato ha demandado vincular el incremento variable a esta nueva previsión. Y por otro lado, exigir que la jornada de 35 horas sea de aplicación en el conjunto del Estado, sin vincularlo a ningún otro parámetro.

“Desde CCOO estimamos como positiva la reunión, por cuanto se establecen compromisos concretos en cuanto al cumplimiento y al desarrollo del II Acuerdo de mejora del empleo público, pero estaremos vigilantes para que esta voluntad se corresponda con hechos y efectivamente se cumpla de forma íntegra lo contenido en el acuerdo”, manifiesta el sindicato en un comunicado.

Por su parte, CSIF ha exigido al Gobierno que no "use a los empleados públicos como rehenes de la negociación presupuestaria". Su impresión de la reunión es que el Ejecutivo socialista "está utilizando a los empleados públicos como última baza para sacar adelante las cuentas."

De esta manera, dicen desde CSIF, "se garantizaría que, si se produjera una prórroga presupuestaria o un retraso en la aprobación de los Presupuestos, los empleados públicos reciban sus retribuciones actualizadas, evitando así las demoras producidas a lo largo de los últimos años". Además, la central sindical también ha pedido a los representantes del Gobierno que valoren los objetivos del PIB con nuevos parámetros, ya que las previsiones de crecimiento son menores a las valoradas el año pasado, para que no se vea mermada la subida.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios