Sábado, 24.08.2019 - 12:37 h
Índice PMI de Markit

Los nuevos pedidos se resienten, frenan el sector servicios... y también el empleo

Los empresarios creen que la demanda cae por la inestabilidad política tras las elecciones y por un descenso de la demanda de clientes extranjeros.

(Ampl.) La facturación del sector servicios modera su crecimiento en julio al 4,8%
Los nuevos pedidos se resienten, frenan el sector servicios... y también el empleo / EP

El sector servicios continuó ralentizándose en mayo a medida que se frenaron los nuevos pedidos hasta su nivel más lento de los últimos cinco años, lo que también influyó en el empleo, con una moderación de las contrataciones, según el Índice PMI compuesto para España elaborado por Markit.

El Índice de Actividad Comercial de mayo registró un nivel de 52,8, lo que aún indica un crecimiento sólido, aunque se situó muy por debajo del 53,1 registrado en abril, marcando así una caída por segundo mes consecutivo frente a la máxima del último año anotada en marzo.

En la encuesta, los empresarios explicaron que la demanda del mercado ha disminuido debido a la inestabilidad política tras las recientes elecciones, aunque también por un descenso de la demanda de los clientes extranjeros, lo que dejó una caída de los pedidos procedentes del exterior por segunda vez en tres meses.

Debido al menor incremento de nuevos pedidos, las empresas del sector servicios pudieron poner al día las cargas de trabajo existentes, de forma que los pedidos pendientes de realización apenas registraron cambios pese al aumento del mes anterior, cuando también se incrementaron más las contrataciones. Sin embargo, en mayo el empleo creció al ritmo más bajo desde octubre de 2018.

El incremento de los costes laborales sigue siendo un factor clave en el gasto operativo de las empresas que, influido por los altos precios del transporte, crecieron en mayo el ritmo más rápido de los tres últimos meses, un incremento que no pudo ser repercutido por las empresas a sus clientes por las presiones competitivas.

De cara al próximo año, las empresas confían en un retorno de la estabilidad política, una expansión del mercado en general y un aumento de los nuevos pedidos. No obstante, persisten inquietudes en torno al brexit, las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, y la actual situación política interna, que contribuyen a una caída de la confianza.

El Índice Compuesto de Actividad Total de mayo señaló que el sector privado se expandió al ritmo más lento de los últimos cinco años y medio, con un índice de 52,1. El sector manufacturero registró una caída de nuevos pedidos, en tanto que el de servicios marcó un alza, aunque a un ritmo más moderado.

Ahora en Portada 

Comentarios