Los sindicatos hacen hoy una prueba piloto para la huelga general del 29

  • La manifestación contra la reforma laboral convocada por los sindicatos mayoritarios, UGT y CC.OO., coincidirá este domingo, 11 de marzo, con los actos conmemorativos en recuerdo a las víctimas del atentado del 11 de marzo de 2004 organizados por las asociaciones, mientras que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento han decidido retrasarlos un día para no coincidir ambos actos.
La marcha contra la reforma laboral coincidirá este domingo con los actos conmemorativos de las asociaciones
La marcha contra la reforma laboral coincidirá este domingo con los actos conmemorativos de las asociaciones
lainformacion.com | Agencias

Tu navegador no soporta iframes, aquí puedes ver el mapa con todas las <a href="http://www.click2map.com/maps/diximedia/Manifestaciones">manifestaciones contra la reforma laboral</a>

Tu navegador no soporta iframes, aquí puedes ver el mapa con todas las <a href="http://www.click2map.com/maps/diximedia/Manifestaciones">manifestaciones contra la reforma laboral</a>

Pasadas las 12,00 de la mañana ha comenzado en Madrid la manifestación convocada por los sindicatos CCOO y UGT en contra de la reforma laboral y del "ataque" del Gobierno a los servicios públicos.

Antes del inicio, los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han advertido hoy de que la reforma laboral va a provocar una regresión social de manera permanente y para toda la vida.

La cabecera de la manifestación porta una pancarta en la que puede leerse "no a la reforma laboral inútil e ineficaz, defiende tus derechos y los servicios públicos"

Además, hay otros carteles en el recorrido con lemas como "rey que acepta regalos, tendrá yerno e hija raros", "rompéis el pacto social", "es criminal recortar la sanidad", "el PPatronal roba mi pan" y "recortes completos a reyes y cleros".

La manifestación de hoy es la segunda de estas características que convocan los sindicatos tras la del pasado 19 de febrero, que, según los organizaciones sindicales, tuvo una participación multitudinaria.La movilización se produce dos días después de que los sindicatos hayan convocado una huelga general contra la reforma para el día 29 de marzo.

Una regresión permanente

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han advertido hoy de que la reforma laboral va a provocar una regresión social de manera permanente y para toda la vida.

En rueda de prensa antes de comenzar la manifestación en Madrid contra la reforma laboral, Méndez ha indicado que por ello los sindicatos tienen la obligación de advertir a los ciudadanos de lo que va a suponer esta reforma.

El secretario general de UGT ha criticado que algunos simplifiquen mucho la realidad y se limiten a decir que la huelga y las manifestaciones son una confrontación entre los sindicatos y el Gobierno, "cuando los sindicatos son el dedo democrático y constitucional que señala los gravísimos problemas que supone la reforma laboral".

Además, ha denunciado que el Gobierno haya hecho un "aprovechamiento inmoral" de la crisis para acabar con todo y ha advertido de que no lo van a permitir los sindicatos.

Méndez ha asegurado que las sesenta manifestaciones de hoy, en las principales ciudades españolas, son la expresión de un rechazo y una protesta "muy rotunda" contra la reforma laboral.

Ha insistido en que los ajustes del Ejecutivo llevan a un camino "desconocido y muy peligroso".

Toxo, por su parte, ha subrayado que el Gobierno está atizando el conflicto social y ha mostrado su confianza en que le quede un punto de cordura y atienda el rechazo mayoritario de la sociedad.

Ha dicho al Gobierno que no confíe en que el miedo va a atenazar a la gente "porque la huelga no será de un tono menor".

En su opinión, el crédito y la legitimidad se logran y se pierden, "y hay procesos que aceleran la pérdida de credibilidad entre la sociedad".

Toxo ha resaltado que el Gobierno ha decidido usar a los parados como un "chantaje" sobre el resto de la sociedad, lo que, a su juicio, les ha convertido en una especie de "rehenes".

Preguntado por el posible éxito de la huelga, ha afirmado que éste se conseguiría si el Ejecutivo se sienta a negociar.En este sentido, ha destacado que el fin de los sindicatos no es convocar huelgas, de las que ha dicho que son meros instrumentos que la constitución pone en sus manos para defender a los trabajadores y que fortalecen la democracia.

Mostrar comentarios