Deutsche Bank cree que el paquete de medidas propuesto por la CDU serán positivas para la economía alemana

Una vez que la coalición tome forma tras las elecciones parlamentarias celebradas el domingo en Alemania, y en las que Angela Merkel obtenía más del 33% de los votos, el impacto en la economía será positivo fundamentalmente por el paquete de estímulos prometidos por la Unión Demócrata Cristiana de Alemania (CDU, por siglas en alemán), mientras que la incertidumbre en los mercados respecto a la formación del Gobierno será limitado, según los economistas de Deutsche Bank.

No obstante, el responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank, Diego Jiménez-Albarracín, apuntó que la formación del próximo Gobierno "no va a ser fácil", de hecho, los socialdemócratas del SPD, anterior aliado de Merkel en el Ejecutivo, ya han rechazado formar parte de otra gran coalición al señalar que es hora de pasar a la oposición.

En este sentido, Jiménez-Albarracín manifestó que "las medidas fiscales y el mayor gasto en infraestructuras, investigación y defensa deberían ser los primeros hitos del nuevo Gobierno una vez que la coalición adquiera forma", y añadió que la CDU "debería ser capaz de rebajar los impuestos si la economía sigue con su boyante ritmo de crecimiento".

En Alemania no existe una legislación establecida para la formación de un Gobierno, pero sí hay un acuerdo tácito por el que el partido más votado lidera el proceso. En Deutsche Bank prevén que el próximo mes de octubre ya exista una "idea clara" de quién tendrá los puestos clave en el próximo Gobierno, y aunque creen que las negociaciones serán largas no ven como un posible escenario el bloqueo vivido en España en 2016.

Jiménez-Albarracín indicó que en el medio y largo plazo el resultado de las elecciones alemanas, sus implicaciones en el futuro de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) y la postura alemana en la integración europea y en las relaciones con la periferia impulsarán la renta variable tanto alemana como europea.

En el corto plazo, sin embargo, no espera grandes reacciones, pero sí cree que las bolsas estarán más pendientes del crecimiento global o de los movimientos de la divisa única. En cuanto al impacto en los mercados de renta fija, en Deutsche Bank creen que no tendrá demasiado, ya que el BCE sigue siendo el principal impulsor de las rentabilidades en los bonos.

EL EURO BAJA HASTA LOS 1,18 DÓLARES

El euro ha abierto la semana con pérdidas, retrocediendo cerca de un 0,80% respecto a su cambio con el 'billete verde' y cotizando en un mínimo intradía de 1,864 dólares.

En este sentido, los analistas de Euromonex Europe explicaron que el resultado de las elecciones alemanas, que pueden conllevar varios meses de negociaciones en el Parlamento, provoca incertidumbre en la zona euro. Esto podría derivar en un BCE más prudente a la hora de anunciar cualquier cambio en la política monetaria de la zona euro, subrayaron los expertos.

Asimismo, apuntaron que hay que prestar atención a los mensajes que se lancen desde los bancos centrales, especialmente de la Reserva Federal (Fed), ya que si se confirma un alza de tipos antes de finales de año en EEUU, el cruce euro/dólar podría terminar por romper el doble soporte en el que se apoya en estos momentos y desembocar en una mayor caída en las próximas semanas.

Ahora en portada

Comentarios