Por encima de las previsiones 

BBVA Research no se cree al Gobierno y prevé un déficit público del 2,2% este año

Señala que en el bienio 2019-2020 el ciclo económico contribuirá a corregir el deterioro fiscal por el efecto de los estabilizadores automáticos. 

BBVA sede Madrid
BBVA no se cree al Gobierno y prevé un déficit público del 2,2% este año. / BBVA

'Golpe' del BBVA al Ejecutivo de Pedro Sánchez. BBVA Research prevé que el déficit público se sitúe en el 2,2% del PIB este año y en el 1,9% del PIB en 2020, por encima de las previsiones del Gobierno para estos ejercicios, que apuntan a un desajuste del 2% y del 1,1% del PIB, respectivamente.

Así se desprende del Observatorio Fiscal del segundo trimestre del año, elaborado y publicado este viernes por el servicio de estudios de la entidad, en el que señala que en el bienio 2019-2020 el ciclo económico contribuirá a corregir el deterioro fiscal por el efecto de los estabilizadores automáticos y el mantenimiento de las condiciones favorables de financiación.

Esta mejora cíclica se verá compensada, en parte, por el impacto de las medidas expansivas aprobadas a finales del año pasado y a comienzos del presente año por el Gobierno, según BBVA Research. En este escenario, estima que el déficit se reduciría hasta situarse en el 2,2% del PIB en 2019 y el 1,9% en 2020, incumpliendo nuevamente los objetivos de estabilidad vigentes en 1,3 puntos porcentuales y tres décimas, respectivamente.

De cumplirse estas previsiones, el saldo público ajustado de ciclo se situaría en torno al -3% a lo largo del bienio. Si se descuenta el importe del pago por intereses, se estaría registrando un déficit primario estructural alrededor del 0,3% del PIB, lo que supone un ajuste estructural de las cuentas públicas de apenas una décima del PIB en el bienio, y confiere un tono "prácticamente neutral" de la política fiscal.

El servicio de estudios explica que los primeros datos de ejecución presupuestaria de 2019 empeoran ligeramente la dinámica del año pasado, ya que los ingresos moderaron su dinamismo y crecieron un 6%, frente a tasas anteriores por encima del 6,5%, en tanto que el gasto público creció un 4,5%, manteniendo la dinámica.

Si se contiene el gasto 

Respecto a la reciente actualización del Programa de Estabilidad y Crecimiento (PEC) para 2019-2022, BBVA Research señala que el Ejecutivo apuesta por la flexibilización en la reducción de la senda de déficit, y apunta a que continuará la dinámica expansiva del año precedente.

Así, para 2019 el Gobierno plantea un escenario de prórroga presupuestaria e incluye, además de las medidas aprobadas a finales del año pasado, las adoptadas durante los primeros meses del presente, cuya cuantía asciende a 806 millones de euros, consideradas igualmente en el escenario de BBVA Research.

Para los ejercicios posteriores, las previsiones del Gobierno incluyen el paquete de medidas tributarias presentado en el proyecto de Presupuestos para 2019 (que suman unos ingresos adicionales de más de 5.600 millones de euros, según el PEC), una nueva revalorización de las pensiones y de los salarios públicos y un incremento de la inversión pública hacia 2022 por la presión al alza que ejerce la cercanía de las elecciones.

Con estas previsiones, el Gobierno estima que el gasto no financiero alcanzará el 41,1% del PIB este año, en tanto que los ingresos llegarán al 39,9% del PIB. BBVA Research calcula en cambio que el gasto será algo mayor, del 41,2% del PIB, y los ingresos algo menores, del 39% del PIB. Para 2020 BBVA Research coincide con el Gobierno al prever que el gasto sea del 41% del PIB y los ingresos del 39,2%.

Como resultado, el Gobierno prevé que el saldo primario ajustado de ciclo crezca hasta el 1% del PIB potencial a finales del periodo de previsión. Con la información disponible, BBVA Research considera que las previsiones del Gobierno sean "alcanzables en el corto plazo", aunque requerirían un mayor esfuerzo de contención del gasto.

Por tanto, estima que el impacto del conjunto de medidas anunciadas podría reducir el déficit de 2020 hasta el entorno del 1,5% del PIB. A partir de 2021, la evolución de los ingresos públicos propuesta resulta "algo elevada", dado el escenario macroeconómico utilizado y una sensibilidad de los ingresos al PIB más elevada que la estimada por BBVA Research.

Mientras, el ajuste del gasto esperado por el Gobierno está en línea con el escenario de BBVA Research, lo que puede resultar "bastante exigente" dado que incluye gastos no contemplados por BBVA Research.

Pide aprovechar el dinamismo 

En este contexto, con un déficit por debajo del 3% del PIB ya en 2018, el Observatorio valora que España saldrá del brazo corrector del protocolo de déficit excesivo, pero permanecerá bajo la vigilancia reforzada durante los tres próximos ejercicios económicos debido al elevado nivel de deuda pública.

Esta situación exige un ritmo de ajuste estructural de 0,65 puntos porcentuales anual para reducir significativamente el elevado nivel de deuda pública, que se situó en el 97,2% a cierre de 2018. "El ajuste estructural requerido queda muy lejos del planteado tanto en el escenario presentado en el PEC -más optimista- como en el de BBVA Research", señala.

A medio y largo plazo, apunta que el mayor riesgo se centra en el hecho de que algunas de las medidas anunciadas consolidan un gasto mayor, lo que ejerce una mayor presión sobre la necesidad de saneamiento de las cuentas públicas.

"En un contexto en el que el déficit todavía es elevado y, sobre todo, con un nivel de deuda pública sobre PIB próximo al 100%, sería más deseable aprovechar los años de dinamismo económico para reducir la deuda, y recuperar margen fiscal necesario para hacer frente a los retos del envejecimiento", subraya.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios