(Ampl.) Santander coloca 1.500 millones en un bono a cinco años y recibe una demanda casi tres veces superior

La entidad prevé emitir entre 28.000 y 35.500 millones de euros en deuda senior 'non preferred' en los próximos dos años y esta emisión a cinco años es la primera de este tipo.

La operación se ha cerrado a un precio de 120 puntos básicos sobre 'mid-swaps', el índice de referencia para el coste de emisiones a tipo fijo. En un principio, el precio de referencia era de 135 puntos básicos sobre 'mid-swaps', pero bajó por la alta demanda de los inversores internacionales.

El 85% de la demanda proviene de fuera de Iberia. En concreto, el 26% corresponde a Francia, el 15% a Alemania y Austria, el 14% a Reino Unido e Irlanda, el 8% a la región de Benelux, el 8% a los países nórdicos, el 5% a Italia, el 3% a Suiza, el 2% a Asia y el 4% a otros países.

Por tipo de inversor, el 71% de la emisión, cuyo vencimiento tendrá lugar el 9 de febrero de 2022, ha ido a parar a gestoras de activos, el 16% a aseguradoras, el 9% a bancos, el 3% a CBs y el 1% a otros.

La entidad presidida por Ana Botín tiene previsto emitir entre 43.000 y 57.000 millones de euros en deuda entre 2017 y 2018 en su plan de financiación de cara a los próximos dos ejercicios para cumplir los nuevos requerimientos de Bruselas sobre absorción de pérdidas, según informó hace un par de semanas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, el grupo planea colocar entre 24.000 y 32.000 millones de euros en 2017 y entre 19.000 y 25.000 millones de euros en 2018. De este importe global, prevé emitir entre 28.000 y 35.500 millones en deuda senior 'non preferred' en los dos próximos años.

Ahora en portada

Comentarios