Un golpe del 17,3%

EEUU apuesta por California y pone aranceles a la aceituna negra española

Después de subir impuestos, la indignación del sector está en máximos, no en vano, están en juego  70 millones de euros y las normas de la OMC.

Aceitunas negras
EEUU golpea a las aceitunas negras españolas.

La Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceituna de Mesa (Asemesa) ha criticado hoy la decisión tomada por las autoridades de EE.UU. de abrir la vía a imponer nuevos aranceles a la aceituna negra procedente de España.

En un comunicado, la patronal de exportadores ha indicado que el país norteamericano "vuelve a castigar" al sector después de que el Departamento de Comercio estadounidense adoptara ayer la "medida preliminar" para imponer un arancel adicional del 17,3 % sobre este producto.

Estos nuevos aranceles "agravan la situación", han añadido, ya que se sumarían a los impuestos el pasado noviembre (del 4,47 %), como consecuencia de la investigación anti-dumping de las autoridades de EE.UU. sobre las subvenciones de la Política Agraria de la Unión Europea (UE).

EEUU apuesta por las aceitunas californianas

Asemesa ha criticado además que estos aranceles adicionales tienen un "importante efecto directo" sobre el sector de la aceituna de España, que ve "amenazada" la continuidad de parte de sus exportaciones a EE.UU. (de un total de 70 millones de euros) en beneficio de la industria californiana y países competidores como Portugal, Grecia, Egipto, Marruecos o Turquía, a los cuales "no se le aplican" estas tasas.

La asociación ha denunciado la "desmesurada agresividad" de las investigaciones norteamericanas y ha señalado que la metodología del Departamento de Comercio para proceder al cálculo preliminar del margen de "dumping" es "incompatible" con la normativa de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El secretario general de la asociación, Antonio de Mora, ha declarado que confía en que las autoridades españolas y europeas "intensificarán sus esfuerzos para persuadir a las americanas de lo injustificada y equivocada que es su posición". Asimismo, ha aclarado que esperan que se demuestre que las importaciones de España "no causan daño material ni son una amenaza" para el sector aceitunero de California, que considera que las subvenciones agrícolas permiten a la industria española vender a precios tan competitivos en el país.

Desde Asemesa recuerdan que, según la normativa de la OMC, se produce dumping cuando se vende un producto en otro país a un precio inferior al que se vende en el propio, una práctica que, reinciden, no se da en este caso.

La Junta tacha de desproporcionados los aranceles

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha lamentado los nuevos aranceles impuestos por el Gobierno de EE.UU. a tres empresas andaluzas que exportan aceituna de mesa negra a este país, que ha calificado de "desproporcionadas".

En un comunicado, se ha referido así a las sanciones impuestas tras las denuncias de dos compañías norteamericanas que acusan de "dumping" (cuando un productor vende en otro país por debajo del precio al que lo hace en su mercado nacional), subrayando además que las nuevas tasas (del 17,13 %) son "desproporcionadas".

Estas medidas anti-competencia desleal afectan no sólo a las tres demandadas (Aceitunas Guadalquivir, Agro Sevilla y Ángel Camacho), sino que son de aplicación a todo el sector y se suman a otras antisubvención (del 4,47%) vigentes desde el pasado noviembre, ha recordado la Junta, que indica que la suma de ambos aranceles encarece la exportación a EE.UU. de tal manera que, "si se aplican de manera definitiva, en la práctica puede suponer la expulsión de este mercado de los productores andaluces".

Sánchez Haro ha recordado que un procedimiento "antidumping" "no es competencia de la Administración, porque se trata de un proceso que atañe exclusivamente al ámbito empresarial, pero que aún así continuaremos ofreciendo el máximo apoyo a las empresas denunciadas".

No hay dumping

A su juicio, no es una situación de competencia desleal de las compañías andaluzas, sino que su posición dominante obedece al "mayor desarrollo de nuestra industria, nuestra gran tradición exportadora y al conocimiento de los mercados exteriores" que tiene el sector.

El consejero ha considerado que, aprovechando la política proteccionista que está desarrollando la Administración presidida por Donald Trump, las compañías demandantes "quieren obtener una ventaja competitiva" ante unas empresas andaluzas que tienen un posicionamiento del 30 % en el mercado.

La aplicación definitiva de estos derechos antidumping y antisubvención supondría en la práctica el cierre del mercado de EEUU para las aceitunas negras andaluzas, con lo que están en riesgo dos millones de jornales, 300 empresas y en torno a 8.000 trabajadores y trabajadoras fundamentalmente de la comarca de la Sierra Sur de Sevilla.

Estas medidas podrían prolongarse durante cinco años, con una pérdida estimada de 350 millones de euros, cantidad que se duplicaría hasta alcanzar los 700 millones de euros si hubiese una prórroga (posibilidad que recoge la legislación norteamericana) y el cierre se extendiera durante un segundo lustro.

Ahora en Portada 

Comentarios