Revisión de la economía española

El FMI advierte: vincular las pensiones solo al IPC pondrá en riesgo el sistema

La institución recomienda a España profundizar en la reforma laboral para mantener la creación de empleo y continuar con la política fiscal procíclica

Fotografía Christine Lagarde, FMI
El FMI avisa a España de los riesgos de vincular las pensiones solo al IPC / Efe

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha lanzado una clara advertencia hoy al Gobierno de Pedro Sánchez: vincular las pensiones solo al Índice de Precios de Consumo (IPC), como recomienda el Pacto de Toledo, pondrá en riesgo la sostenibilidad financiera del sistema.

Era de esperar. Al FMI no le ha gustado nada que España amague con restituir el IPC como indicador único para actualizar las pensiones. La institución lleva años advirtiendo de que el gasto derivado del pago de las pensiones públicas es la principal amenaza para las ya deficitarias cuentas públicas españolas y se sentía muy confortable con el índice de Revalorización de las pensiones implantado por el PP, que limitaba al 0,25% las subidas en tanto el sistema no equilibrará sus cuentas.

Durante su visita a Madrid en el marco de su revisión anual de la economía española, la responsable de la misión del Fondo para España, Andrea Schaechter, no se ha posicionado radicalmente en contra de actualizar las pensiones al IPC, pero sí han cuestionado esta medida  por considerar que no puede llevarse a cabo de manera aislada, si no que debe formar parte de un paquete de reformas "integral".

En este sentido, desde la institución que dirige Christine Lagarde alertan de que esta recomendación del Pacto de Toledo "no debería traducirse en medidas legislativas que no formen parte de un paquete integral. Un ajuste 'ad hoc' de las prestaciones podría hacer peligrar la sostenibilidad financiera del sistema", insisten.

Bajo este prisma, la responsable de la misión del FMI en España, Andrea Schaecter, ha avisado de que, en ausencia de otras medidas, la simple recuperación del IPC como referencia para actualizar las pensiones disparará el gasto hasta niveles casi insoportables a largo plazo, ya que, según los cálculos de la institución, añadiría un coste aproximado de entre un 3% y un 4% del PIB al desembolso por estas prestaciones de aquí al año 2050, de acuerdo con las previsiones demográficas y macroeconómicas actuales. 

Según el FMI, un aumento "de tal magnitud" en el gasto estructural ha de verse "contrarrestado" por otras medidas estructurales, no demasiado populares, y cita, entre ellas, el incremento de la cotización mínima para los trabajadores autónomos y de los ingresos máximos sujetos a cotización, así como vincular directamente la edad legal de jubilación a la esperanza de vida. "Hace falta un paquete de medidas en materia de pensiones que sea sostenible e integral para aliviar las tensiones que aquejan al sistema", reitera.

Al hilo de estas llamadas de atención, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha querido transmitir tranquilidad al Fondo, puesto que ha asegurado que, a parte de revalorizar las pensiones con el IPC, se van a adoptar también medidas en materia de sostenibilidad social. En esta línea, ha dejado claro que hay que hacer dos cosas: "vincular las pensiones a la subida del IPC para garantizar el poder adquisitivo de los pensionistas y hablar de financiación del sistema público de pensiones y de la Seguridad Social en General". Lo que no ha hecho la ministra es aclarar si se creará un nuevo índice de revalorización de las pensiones que tenga en cuenta otras variables aparte del IPC.

Reduccción de las prestaciones futuras

Por otro lado, la institución con sede en Washington advierte de que a menos que exista una "correspondencia plena" entre el aumento de ingresos y el gasto adicional previsto, no podrá evitarse una "futura reducción" de las pensiones, aunque sea "moderada", por lo que pide al Gobierno "transparencia" a fin de que los futuros jubilados puedan tomar decisiones informadas sobre su vida laboral y sus ahorros.

El Fondo añade que, de cara al futuro, el envejecimiento de la población implica que el sistema de pensiones se enfrentará al reto de que menos cotizantes tendrán que financiar a un número creciente de jubilados. "Las reformas pasadas respondieron con medidas apropiadas desde el punto de vista financiero para aliviar la presión sobre el sistema de pensiones, pero la reducción esperada en las prestaciones futuras ha puesto en tela de juicio la aceptabilidad social de las reformas", admite.

La controvertida política fiscal del Gobierno

Schaechter también ha comentado la controvertida política fiscal del Gobierno. El FMI ha preferido no entrar en las medidas concretas pero ha advertido al Ejecutivo sobre la tentación de sobreestimar las previsiones de ingresos por el efecto pernicioso que podría tener sobre el cumplimiento de los ambiciosos objetivos fiscales del Gobierno para 2019, que le exigen reducir el déficit del 2,7% al 1,8% del PIB.

Eso sí, el Fondo ha aprovechado para recordar que España tiene uno de los niveles de recaudación por IVA más bajos de toda la UE y que existe margen en ese impuesto para obtener más ingresos si necesidad de elevar los tipos actualmente vigentes, por la vía de reducir el amplísimo listado de productos con reducción fiscal en ese impuesto.

Ahora en Portada 

Comentarios