El agujero del Sistema

El Tesoro prepara un préstamo de 15.000 millones para poder pagar las pensiones

El organismo destinará 220.000 millones de euros para hacer frente a la subida prevista de los tipos de interés

Pensiones
El Tesoro prepara un crédito para pagar las pensiones.

El Tesoro Público realizará este año un nuevo préstamo de 15.000 millones de euros a la Seguridad Social para poder pagar las pensiones. La cuantía se destinará a cubrir el desfase previsto entre los ingresos y los gastos en las cuentas de la Seguridad Social este año y según ha aclarado la secretaria general del Tesoro, Emma Navarro, será más que suficiente para cubrir las necesidades del sistema de pensiones, ya que se ha estimado sobre unos presupuestos "prudentes", es decir, que se ha estimado al alza . El asunto es que el Gobierno se verá obligado a tirar de nuevo de endeudamiento para hacer frente al abultado déficit que arrastra el sistema de pensiones, ante la incapacidad de los ingresos por cotizaciones para hacer frente a los gastos comprometidos por el sistema y con el fin de no agotar la hucha de las pensiones, en la que apenas quedaban 8.000 millones al cierre de 2017. El Estado ya activó el año pasado un crédito de algo más de 10.000 millones de euros con ese fin. Ahora la cifra se incrementa en un 50%.

El Tesoro, que ha hecho públicos sus objetivos de financiación para 2018, pedirá este año a los mercados 220.145 millones de euros con los que financiará los vencimientos de títulos de deuda emitidos en el pasado, las necesidades de financiación del sector público en 2018, que el Gobierno estima en un 2,4% del PIB - algo más de 25.000 millones de euros- y el 'colchón de seguridad' necesario para encarar la próxima subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE). En 2018, y por segundo año consecutivo, el Tesoro Público se endeudará por una cuantía superior a la necesidad de financiación real del sector público aprovechando el contexto de bajos tipos de interés que le permite financiarse a un coste históricamente bajo. Hay que recordar que el BCE  ya ha comenzado a aplicar el 'tapering', que va a rebajar a la mitad, de 60.000 a 30.000 millones de euros mensuales, los recursos destinados por la institución a adquirir deuda de los países del área euro. 

De esos 220.000 millones que el Tesoro español tiene previsto emitir este año en términos brutos (en torno al 6 % menos que el año anterior), el 57% se emitirá en deuda a medio y largo plazo, 126.000 millones en total, mientras que el resto serán Letras del Tesoro de distintos plazos de amortización. Según Emma Navarro, la idea del organismo es continuar la estrategia de ampliar la vida media de los títulos de deuda y emitir sobre todo a largo para paliar la potencial incidencia de una subida de tipos.

Por otra parte, las comunidades autónomas recibirán por medio de los mecanismos de financiación extraordinarios (el Fondo de Liquidez Autonómico, en el caso de las "incumplidoras", y la Facilidad Financiera, para las que se ciñen a los objetivos fijados) unos 17.000 millones de euros, exactamente la misma cantidad que percibieron el año pasado, de los que el 32% serán para Cataluña, un porcentaje también similar al del año anterior.

En su última presentación a inversores internacionales, la Generalitat reconoce que necesitará 9.439 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica, para atender las obligaciones contraídas con sus acreedores -el principal de los cuales es precisamente el Estado español-, financiar el déficit presupuestario previsto para el ejercicio (0,4% del PIB) y atender otras cuentas pendientes. 

Según ha destacado Navarro, se trata de una estrategia "prudente" con el objetivo de continuar alargando la vida media de la deuda, abaratar costes y diversificar la base inversora.

España ya ha devuelto casi una cuarta parte del rescate bancario

La secretaria general del Tesoro también confirmó que la intención del Gobierno es intensificar durante 2018 las acciones para amortizar de forma anticipada la mayor parte del préstamo de 41.333 millones de euros recibido en su día del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) para cubrir el agujero generado por el rescate de las cajas de ahorros.

En 2017 el Tesoro amortizó en dos tandas un total 3.000 millones de euros de ese préstamo y hasta la fecha ya ha devuelto 9.600 millones de euros de la cuantía recibida, el 23,3% del total. España deberá devolver este préstamo antes de 2025 y la intención del Ejecutivo es acelerar esa devolución todo lo que se pueda para exprimir de nuevo el favorable contexto de los tipos de interés para abaratar al máximo el coste financiero -ya reducido- del préstamo. 

Según sus condiciones iniciales, el principal debía empezar a devolverse en el año 2022, pero la estabilización de la situación económica española y el favorable contexto en los mercados de deuda han animado al Tesoro a a abordar movimientos de amortización anticipada, a pesar de que el MEDE le obliga a asumir los costes que se deriven de ello según las condiciones estipuladas en el contrato del préstamo.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios