Expertos perciben "un cierto estancamiento" en RSC a nivel nacional y vuelven a pedir "pasar a la acción" en 2017

Expertos perciben "un cierto estancamiento" en RSC a nivel nacional y vuelven a pedir "pasar a la acción" en 2017

Así, en declaraciones a Europa Press, tanto el coordinador del Observatorio de RSC, Orencio Vázquez, como las socias fundadoras de CANVAS Estrategias Sostenibles, Isabel López y Claudina Caramuti, han lamentado que 2016 "ha estado muy parado". "Se ha vivido un contexto en el que el Gobierno ha estado en funciones y el Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial (CERSE) no ha tenido apenas actividad", ha indicado Vázquez, al tiempo que ha lamentado que "tampoco se han constatado avances en la Estrategia Española de RSC" ni se han transpuesto las directivas europeas sobre divulgación de información no financiera o las nuevas directivas de contratación pública.

"A nivel institucional no ha habido mucho movimiento y en el sector privado tampoco ha habido cambios significativos, más allá de algunas acciones individuales --ha precisado--. Sí ha habido más avances a nivel internacional aunque, de cara a 2017, dado que no hay mayoría absoluta en el Parlamento español, va a haber más debate".

En la misma línea, desde CANVAS Estrategias Sostenibles han afirmado que "2016 no ha sido un año con grandes avances en temas de RSC a nivel nacional". "Los problemas para formar Gobierno no han facilitado el diálogo y la puesta en marcha de medidas, leyes o reglamentos dentro del mundo de la responsabilidad social con el objetivo de involucrarse en el desarrollo y fomento de un modelo sostenible para abordar el reto de la sostenibilidad", han asegurado, por lo que han vaticinado que "aún queda un largo camino por recorrer".

Para 2017, creen que "el nuevo año se presenta con grandes incógnitas pero también con grandes expectativas", en referencia a la alineación de las estrategias con la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el 'engagement real' con los grupos de interés vinculado a la gestión de riesgos y el incremento de la transparencia.

AVANCES Y RETOS EN SOSTENIBILIDAD

Mientras, tanto Forética como la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas han centrado su balance en el papel de la sosteniblidad. Desde Forética, su director general, Germán Granda, ha citado entre los logros de 2016 el Acuerdo de París, además de recordar los trabajos de Forética con el Clúster de Cambio Climático; la fiscalidad responsable y el paquete de medidas diseñado por la Comisión Europea para crear "un marco fiscal equilibrado y armónico en la UE", así como los trabajos realizados al respecto desde el Clúster de Transparencia, o la presentación del plan estratégico sobre desarrollo sostenible de la Comisión Europea "donde se resalta la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible como hoja de ruta global del desarrollo sostenible, definiendo la sostenibilidad como una marca europea".

A nivel nacional, Granda ha destacado la presentación, por parte de Forética, del Pacto Europeo por la Juventud en España, "cuyo foco recae principalmente en el fomento de la empleabilidad, primordialmente entre los jóvenes" y ha augurado que durante 2017 se verá "el desarrollo más amplio de estas tendencias".

En la misma línea, la directora general de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, Isabel Garro, ha calificado el año 2016 de "muy positivo en sostenibilidad" ya que, por un lado, los grandes pilares del desarrollo sostenible se han ido desarrollando (los ODS y la COP22 sobre cambio climático) con una "consigna clara": la necesidad de trazar alianzas público-privadas. "Los gobiernos no podrán alcanzar los grandes desafíos de sostenibilidad por sí solos y eso consolida el papel de las empresas como agentes de desarrollo. El Acuerdo de París ha entrado en vigor antes de lo esperado. Son señales positivas para apostar por la sostenibilidad. La palabra a partir de ahora es acción", ha aseverado.

Además, ha subrayado que las empresas españolas "han reaccionado con celeridad y liderazgo en 2016, como ha ocurrido en otras ocasiones en materia de responsabilidad social" pues, "sólo un año después de la aprobación de los ODS, el 94% de las empresas del Ibex ya los ha tenido en cuenta para trazar su estrategia de sostenibilidad".

De cara a 2017, ha insistido en la importancia de "trazar alianzas público-privadas estratégicas" y que, con el nombramiento del nuevo Gobierno, "el sector privado encuentre el interlocutor válido y eficaz para recuperar el tiempo perdido", así como involucrar a las pymes y mejorar la sostenibilidad de la cadena de suministro. También ha pedido que los ODS "se conviertan de manera oficial en la columna de la sostenibilidad para los organismos públicos y sus acciones estén coordinadas y tomen la relevancia que merecen", que las instituciones públicas "cuenten activamente con el sector privado para dar solución a los problemas del desarrollo sostenible" en España y que el país "recupere liderazgo a nivel empresarial en materia de sostenibilidad".

PASAR A LA ACCIÓN

Por su parte, la directora general de Fundación SERES, Ana Sainz, ha indicado que si en 2015 se sentaron "las bases con nuevos actores, nuevas temáticas, 2016 ha permitido diseñar estrategias siendo responsables y no tanto haciendo responsabilidad". En este punto, ha señalado que "uno de los objetivos esenciales de SERES es propiciar una sociedad más sana y que este cambio haga más fuerte la empresa, la permita operar mejor" ya que se trabaja "para vincular el mundo económico con la sociedad, poniendo a la persona en el centro".

"Este año en SERES nos hemos marcado retos importantes y hemos trabajado para asentar nuevas formas de hacer empresa. Estamos convencidos de que un mayor compromiso empresarial y un creciente alineamiento con la sociedad, no es otra cosa que una oportunidad para las corporaciones para materializarlo en una licencia para operar, nuevos mercados, gestión de talento... No deja de ser una ventaja competitiva, sostenible y que favorece la percepción de empresas cada vez más preocupadas por la excelencia. De hecho, ya el 80% del valor de las empresas se explica por intangibles", ha añadido.

Por ello, ha considerado "esencial pasar a la acción" pues "las empresas están siendo una pieza esencial para responder a la inequidad, el aumento de la población, el envejecimiento, la precariedad o las tensiones geopolíticas de hoy en día". "Las organizaciones se están esforzando por ser parte de la solución en lugar del problema. Una suerte de conexión entre progreso social y económico. Aunque el reto es pasar a la acción y hacerlo de manera colaborativa, es igualmente importante ofrecer los mecanismos para construir clientes y sociedades satisfechas. La única garantía de equilibrio y éxito que apoya la creación de valor responsable. El reto para 2017 es atreverse definitivamente a ser excelentes a través de una empresa con ADN responsable, que dejen huella con su impacto y que sean catalizadores de cambio", ha vaticinado.

En esta línea, ha enumerado, a su juicio, algunas de las principales cuestiones en torno a las cuales girará 2017 como la colaboración entre todos los agentes "para potenciar los modelos de colaboración mixtos, que favorezcan la inversión en empresas con un marcado denominador social y sostenible"; el rigor y la transparencia, "y que en el propósito de las organizaciones esté el ser responsable por encima de hacer responsabilidad"; el valor compartido, "un elemento estratégico indispensable en cualquier organización como motor de cambio" y la innovación social "como reto fundamental para las empresas a la hora de asumir su posición frente a los problemas sociales".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios