La futura entidad pública del agua de Valladolid tendrá que externalizar 5 millones de euros más que la actual privada

Así lo ha explicado este viernes la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, tras mantener una reunión con representantes del Comité de Empresa de Aguas de Valladolid, en la que se ha acordado consensuar un documento de subrogación de los trabajadores, que pasarán a formar parte de la nueva entidad pública.

La edil ha dado detalles sobre las necesidades económicas que tendrá este ente para comenzar a funcionar a partir del 1 de julio, lo que inicialmente requerirá de 15 millones de euros que, como ha apuntado se solicitarán en un crédito bancario como anticipo de caja. "No hay problema de endeudamiento porque la entidad es nueva y está saneada", ha señalado Sánchez.

Dentro de ese presupuesto se incluirán inversiones, aunque la concejal ha matizado que posiblemente no se inicien hasta finales de año y podrían hacerse "más adelante", o el gasto que supongan los contratos de servicios que se deben externalizar.

En este sentido, Sánchez ha señalado que un parte son servicios ya externalizados en Aguas de Valladolid, que suman una cantidad de unos cuatro millones de euros; a lo que se suman otros contratos nuevos que ascenderían a unos 5 millones de euros. Entre ellos, el más cuantioso es el de suministro eléctrico, que alcanza el millón de euros.

En referencia a las inversiones, María Sánchez ha apuntado que la previsión anual en la red será de unos 12 millones de euros. En todo caso, la edil de Valladolid Toma la Palabra ha explicado que a se ha llevado a cabo obras importantes en 2016, con unos "seis o siete millones de euros" en inversiones financieramente sostenibles, de modo que ha considerado que este año la nueva entidad y el Ayuntamiento pueden permitirse empezar la inversión a finales de año.

En la reunión celebrada este viernes en las dependencias municipales, se ha tratado principalmente las condiciones de la subrogación de los más de 150 trabajadores de Aguas de Valladolid, que según el criterio del Ayuntamiento "pasarán con las mismas condiciones según convenio", salvo algunas prescripciones por Ley, como el incremento de la jornada laboral semanal de 35 a 37 horas y media. Este último aspecto se tratará de modificar de cara a la siguiente negociación del convenio que afecta a estos trabajadores.

Ambas partes han acordado consensuar el documento de subrogación de ls condiciones, para que, como ha recalcado Sánchez, "la plantilla esté tranquila", mientras que el representante del Comité de Empresa Gregorio García ha considerado "positivo" el resultado de la reunión.

"CONFIANZA" EN EL AYUNTAMIENTO

El representante sindical ha subrayado que el objetivo es el "mantenimiento de la plantilla" y las "principales inquietudes" son las relativas a las pruebas de selección en el momento en que haya que convocar plazas. En todo caso, ha manifestado que tienen "confianza en el Ayuntamiento" y en que pueden llegar a un acuerdo "rápido".

A este respecto, la concejal de Medio Ambiente ha puntualizado que, desde el punto de vista jurídico, la voluntad del Ayuntamiento es sacar a concurso sólo las plazas de las personas que se jubilen, mientras que existen varias vacantes actualmente que tendrían que convocarse antes de las plazas de la gente que "lleva tiempo en la empres".

En todo caso, la concejal de Toma la Palabra ha transmitido "tranquilidad" a la plantilla.

Para concretar el acuerdo de la subrogación, además del borrador que elaborará el Comité de Empresa, el Ayuntamiento también necesita que la actual adjudicataria del servicio, Aguas de Valladolid, traslade al detalle la nómina de cada trabajador.

Otros pasos a dar en el cambio de gestión, como ha añadido María Sánchez, serán la constitución de la entidad pública empresarial y su Consejo de Administración, que previsiblemente en febrero celebrará su primera reunión, en la que se aprobaría el presupuesto que estará vigente del 1 de julio al 31 de diciembre. También se debe aprobar las bases para elegir al gerente de la entidad que podría ser un funcionario o personal laboral procedente de fuera del Ayuntamiento.

En cuanto a las instalaciones, por el momento la entidad mantendrá las que existen actualmente, aunque se abrirá una oficina de atención al público "en un lugar céntrico".

Con todo ello, Sánchez ha recalcado que dará tiempo a llegar en tiempo para que el día fijado para el cambio de gestión, el 1 de julio, empiece a trabajar la nueva entidad. "A partir del 1 de julio no se tiene que notar el cambio de gestión. Para eso estamos de la mano el Ayuntamiento y los trabajadores", ha subrayado la concejal.

La futura entidad pública del agua de Valladolid tendrá que externalizar 5 millones de euros más que la actual privada

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios