Promesa electoral del presidente

Francia lanza una consulta ciudadana para abordar la reforma de las pensiones

Se formalizará en un proyecto de ley para implantar un sistema por puntos por el que cada euro cotizado dé mismos derechos de cara a la jubilación.

El ministro Emmanuel Macron pone “En Marcha” un nuevo movimiento político en Francia
Emmanuel Macron, presidente de Francia. 

El Gobierno francés puso en marcha este jueves una "consulta ciudadana" sobre la reforma de las pensiones que se formalizará dentro de un año en un proyecto de ley cuyo eje central será implantar un sistema por puntos por el que cada euro cotizado dé los mismos derechos de cara a la jubilación.

El portavoz del Ejecutivo, Christophe Castaner, explicó en una entrevista radio-televisada por 'BFMTV' y 'RMC' que el proyecto de ley podría presentarse "a mediados de año" y que la aplicación de la reforma se escalonará "a lo largo de una decena de años". Dicha decisión la justificó porque era una de las promesas electorales del presidente, Emmanuel Macron, porque el sistema actual no es ni justo ni fiable en términos financieros y porque la relación entre trabajadores y jubilados, que era superior a 3, es ahora de 1,7 y tenderá a disminuir.

Al frente de las consultas está el exministro conservador Jean-Paul Delevoye, nombrado por Macron comisario para la reforma de las pensiones, que en una entrevista publicada este jueves por "Le Parisien" indicó que las contribuciones recogidas en línea de los ciudadanos las presentará a finales de año en una síntesis a los políticos.

Sobre el sistema de puntos, Delevoye señaló que sea "más comprensible, justo y adaptado" a la sociedad del futuro, en particular porque facilitará la equivalencia de derechos de personas con carreras profesionales variadas, y que por ejemplo hayan trabajado en el sector privado y en el público. "El objetivo es que con una carrera idéntica y con idéntico ingreso, la pensión sea idéntica", algo que ahora no ocurre debido a los diferentes regímenes para la empresa privada o la administración.

El comisario precisó que se examinará si se justifica mantener algunas especificidades en los 42 regímenes especiales, como por ejemplo para los militares o para los trabajadores independientes. En principio se mantendrá con carácter general la edad de jubilación voluntaria a los 62 años. Aunque Delevoye hizo notar que con el sistema de puntos, la regla de una edad de jubilación fija no tiene tanto sentido, ya que en función de los puntos acumulados uno puede optar por retirarse con esos años o con más.

Francia mantendrá el sistema por reparto (los cotizantes en cada momento son los que pagan con sus cotizaciones las pensiones de los jubilados) porque "corresponde con el ADN" del país, diferente de los que han optado por métodos de capitalización. No obstante, se contempla un complemento, que podría ser por capitalización o con un sistema de cotización complementaria obligatoria para los que tienen una alta remuneración, que está por fijar, pero que se situaría en los 120.000-160.000 euros anuales, según Delevoye.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios