La recuperación del crédito

La deuda privada cae, pero los hogares ya tiran más del crédito al consumo

El banco de España dice que los préstamos para adquirir vivienda caen un 2,9% interanual en agosto

Con la deuda pública disparada en niveles muy próximos al 100% del PIB, familias y empresas han seguido haciendo un esfuerzo de reducción de sus obligaciones. En concreto, el pasivo de los hogares se sitúa ya en niveles previos a la crisis, gracias al descenso de los préstamos contraídos, la caída de los tipos de interés y el abaratamiento de los créditos. Hoy, el Banco de España (BdE) confirma que la deuda de las familias se redujo en agosto en 1.707 millones de euros respecto al mes anterior (-0,2%), con un descenso de las hipotecas y un repunte de los créditos al consumo.

Santiago Carbó, director de Estudios Financieros de Funcas, reconoce que preferiría ver cómo empiezan a pedirse más hipotecas. Le preocupa, con matices, el alza del crédito al consumo. Así y pese a que su incremento es suave e indica que los españoles están consumiendo más, a la vez, hablamos de un tipo de crédito que tiene menos garantías y más riesgo de no ser devuelto. 

En concreto, los préstamos hipotecarios caen un 2,9% interanual hasta los 533.764 millones de euros. Con todo, el pago de la vivienda sigue ocupando la mayor parte del endeudamiento familiar, ya que supone dos de cada tres euros del mismo. Por su parte, los créditos destinados al consumo aumentan un 3,3% en relación al mismo mes del año previo, hasta los 172.539 millones de euros. El descenso en los préstamos para adquirir vivienda se debe, según Carbó, a que en términos netos se cancelan más hipotecas que las nuevas que se van firmando.

El pasivo de las familias menguó en total hasta los 706.303 millones de euros. De hecho, se ha reducido en todos los meses salvo en marzo, cuando subió en 411 millones, en abril (61 millones) y en junio (repuntó en 8.246 millones).

En relación al mismo mes del año anterior, la deuda de los hogares españoles se redujo en agosto en 10.881 millones, lo que supone un retroceso del 1,5% desde los 717.184 millones del octavo mes de 2016.

Las empresas también mejoran su situación financiera 

Por otro lado, la deuda de las empresas en agosto se redujo en 7.439 millones de euros, hasta los 897.120 millones, lo que implica una rebaja del 2% en relación a agosto de 2016. Este descenso se explica casi exclusivamente por la caída de los préstamos de entidades de crédito residentes, ya que los valores distintos de acciones apenas cayeron en 85 millones y los créditos procedentes del exterior se incrementaron muy ligeramente.

Así, los préstamos de entidades de crédito residentes se redujeron en agosto en 7.565 millones, hasta los 511.082 millones, mientras que los valores distintos de acciones se redujeron en 85 millones y se situaron en 60.571 millones de euros. Por el contrario, los créditos del exterior subieron en 36 millones, hasta los 291.095 millones.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios