El FMI apuesta por fusiones de bancos en España para ganar eficiencia

La institución destaca que el sistema bancario español se acerca al momento de dejar atrás los problemas heredados de la crisis. 

El FMI reclama a las autoridades avanzar hacia la eliminación de los impedimentos sistémicos a la rentabilidad. 

El FMI eleva tres décimas su previsión de crecimiento para España en 2017, hasta el 2,6%
El FMI eleva tres décimas su previsión de crecimiento para España en 2017, hasta el 2,6%

La banca española ha realizado progresos significativos en el recorte de sus costes por sobrecapacidad, así como en la reducción del volumen de préstamos morosos, aunque el sistema aún cuenta con una de las ratios más altas de sucursales en relación a los activos bancarios, por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda acometer fusiones como vía para impulsar una mejora de la eficiencia de los bancos españoles.

En su 'Informe sobre Estabilidad Financiera Global', la institución destaca que el sistema bancario español se acerca al momento de dejar atrás los problemas heredados de la crisis, aunque recomienda a las entidades españolas seguir realizando provisiones adecuadas.Vías de ingresos al margen de los intereses 

En este sentido, el Fondo destaca que incrementando el capital de alta calidad se mejoraría la capacidad del sistema bancario de resistir turbulencias y facilitar crédito suficiente a medida que repunta la demanda.

Asimismo, el FMI apuesta por que la banca española busque ganar eficiencia "posiblemente mediante fusiones" y recomienda a los bancos impulsar sus vías de ingresos al margen de los intereses.

A nivel europeo, el FMI constata en su informe la necesidad de nuevas medidas para subsanar las dificultades pendientes y las relativas a la rentabilidad de la banca, aunque subraya que son los bancos los principales responsables de generar beneficios sostenibles "solucionando los problemas de sus modelos de negocio a través de la consolidación, la racionalización de sucursales y la inversión tecnológica para ganar eficiencia a mediano plazo".

Por otro lado, la institución recomienda que los reguladores europeos adopten medidas para la resolución de las instituciones no viables y así eliminar el exceso de capacidad.

En este sentido, el FMI reclama a las autoridades avanzar hacia la eliminación de los impedimentos sistémicos a la rentabilidad, abordando la cuestión de los préstamos en mora y elaborando marcos que permitan acelerar la recuperación.Insiste en una subida del IVA Por otra parte, la institución ha instado a España a ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales con el objetivo de favorecer el crecimiento.

En concreto, las previsiones del FMI apuntan a que España no será capaz de cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas para 2017 y 2018, cuando el desequilibrio de los presupuestos será respectivamente del 3,25% y del 2,71%, frente a la meta del 3,1% para este año y del 2,2% para el siguiente.Cree que no cumplirá el objetivo de déficit 

De hecho, el déficit español no bajará al -2,2% al menos hasta 2021, según los datos manejados por el FMI, ya que para 2019 alcanzará el 2,4% del PIB y un año después será del 2,3%, situándose en el 2,2% en 2021 desde donde repuntaría al 2,3% en 2022.

"Un ajuste fiscal que favorezca el crecimiento podría conseguirse a través de ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales", precisa sobre España el documento redactado por el FMI.

Asimismo, el informe insiste en que el anuncio de un incremento gradual de los tipos reducidos de IVA hacia el tipo general "podría respaldar el crecimiento en el corto plazo a través de un impulso en el consumo de los hogares".

Por otro lado, el FMI prevé que la deuda pública española acabe este año en el 98,5% del PIB, frente al 99,3% de 2016, para reducirse gradualmente al 97,8% en 2018 y situarse en el 93,9% para 2022. En 2008, la deuda pública española equivalía al 39,4% del PIB.

La banca española ha realizado progresos significativos en el recorte de sus costes por sobrecapacidad, así como en la reducción del volumen de préstamos morosos, aunque el sistema aún cuenta con una de las ratios más altas de sucursales en relación a los activos bancarios, por lo que el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda acometer fusiones como vía para impulsar una mejora de la eficiencia de los bancos españoles.

En su 'Informe sobre Estabilidad Financiera Global', la institución destaca que el sistema bancario español se acerca al momento de dejar atrás los problemas heredados de la crisis, aunque recomienda a las entidades españolas seguir realizando provisiones adecuadas.Vías de ingresos al margen de los intereses 

En este sentido, el Fondo destaca que incrementando el capital de alta calidad se mejoraría la capacidad del sistema bancario de resistir turbulencias y facilitar crédito suficiente a medida que repunta la demanda.

Asimismo, el FMI apuesta por que la banca española busque ganar eficiencia "posiblemente mediante fusiones" y recomienda a los bancos impulsar sus vías de ingresos al margen de los intereses.

A nivel europeo, el FMI constata en su informe la necesidad de nuevas medidas para subsanar las dificultades pendientes y las relativas a la rentabilidad de la banca, aunque subraya que son los bancos los principales responsables de generar beneficios sostenibles "solucionando los problemas de sus modelos de negocio a través de la consolidación, la racionalización de sucursales y la inversión tecnológica para ganar eficiencia a mediano plazo".

Por otro lado, la institución recomienda que los reguladores europeos adopten medidas para la resolución de las instituciones no viables y así eliminar el exceso de capacidad.

En este sentido, el FMI reclama a las autoridades avanzar hacia la eliminación de los impedimentos sistémicos a la rentabilidad, abordando la cuestión de los préstamos en mora y elaborando marcos que permitan acelerar la recuperación.Insiste en una subida del IVA Por otra parte, la institución ha instado a España a ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales con el objetivo de favorecer el crecimiento.

En concreto, las previsiones del FMI apuntan a que España no será capaz de cumplir los objetivos de déficit pactados con Bruselas para 2017 y 2018, cuando el desequilibrio de los presupuestos será respectivamente del 3,25% y del 2,71%, frente a la meta del 3,1% para este año y del 2,2% para el siguiente.Cree que no cumplirá el objetivo de déficit 

De hecho, el déficit español no bajará al -2,2% al menos hasta 2021, según los datos manejados por el FMI, ya que para 2019 alcanzará el 2,4% del PIB y un año después será del 2,3%, situándose en el 2,2% en 2021 desde donde repuntaría al 2,3% en 2022.

"Un ajuste fiscal que favorezca el crecimiento podría conseguirse a través de ampliar la base del IVA e incrementar los impuestos especiales y medioambientales", precisa sobre España el documento redactado por el FMI.

Asimismo, el informe insiste en que el anuncio de un incremento gradual de los tipos reducidos de IVA hacia el tipo general "podría respaldar el crecimiento en el corto plazo a través de un impulso en el consumo de los hogares".

Por otro lado, el FMI prevé que la deuda pública española acabe este año en el 98,5% del PIB, frente al 99,3% de 2016, para reducirse gradualmente al 97,8% en 2018 y situarse en el 93,9% para 2022. En 2008, la deuda pública española equivalía al 39,4% del PIB.

Ahora en portada

Comentarios