La actividad de la industria avanza ya a
su mayor ritmo desde antes de la crisis

La creación de empleo en el sector marca máximos desde 1998

El tirón de la industria en noviembre

La industria fue uno de los motores del crecimiento económico español entre julio y septiembre, y tomó en parte el testigo del sector exterior, que aportó menos a la economía en un momento en que, pese a que las exportaciones siguen tirando, la energía ha disparado el coste de las importaciones. Ese dinamismo industrial no sólo se mantiene en el tramo final del año, sino que apunta a buenos datos en 2018. La actividad del sector manufacturero avanzó el mes pasado a su mayor ritmo desde hace más de una década y se sitúa, incluso, en niveles previos a la crisis financiera.

Así, los datos que recoge el índice PMI elaborado por HIS Markit, no solo subrayan la "buena forma" del sector, sino que prevén que ese "fuerte" comportamiento continúe en 2018. Esta encuesta, que se elabora entre 400 empresas manufactureras españolas en función de su aportación al PIB y su tamaño, es uno de los indicadores calve sobre la marcha del sector, pero también a futuro.  

En noviembre, el índice PMI se situó en 56,1 puntos (sólo un mes antes marcaba los 55,8) y este nivel supone su mayor lectura desde febrero de 2007. Cualquier registro superior a 50 muestra expansión de la actividad y todo el que se sitúe por debajo indica contracción.

"El éxito del sector se debe principalmente a la capacidad de las empresas para captar nuevos pedidos, a menudo procedentes de los mercados de exportación", señala el director asociado de HIS Markit, Andrew Harker. Gracias a la mayor carga de trabajo y a las mejores perspectivas los empresarios tiraron más de personal.

Fuerte dinamismo del empleo

De hecho, la creación de empleo fue una de las más fuertes hasta la fecha y se sitúa en máximos de abril de 1998. "El crecimiento de las cargas de trabajo sigue siendo una buena noticia para el mercado laboral manufacturero, y el empleo aumentó a la tasa más fuerte de la mayor parte de los últimos 20 años", indica Harker. A medida que 2017 llega a su fin, el sector muestra que está "claramente en buena forma", algo que se prevé que continúe en 2018.

El fuerte aumento de la producción manufacturera se aceleró por tercer mes consecutivo en noviembre y logra su mayor ritmo de avance desde mayo de 2015. Esta mejora se debe en gran medida al incremento de los nuevos pedidos y sobre todo a la expansión de los destinados a exportaciones, que fue uno de los más rápidos desde que comenzó el estudio en febrero de 1998.

Los precios de compra siguieron aumentando a un ritmo "vertiginoso", y los encuestados mencionaron que los productos como el aluminio, el papel y los plásticos, entre otros, han aumentado de precio de forma considerable. Como resultado, la inflación del precio de venta se aceleró a máximos de cuatro meses.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios