Consecuencias del desafío independentista

La creación de empresas en Cataluña registra su peor octubre desde la recesión

La autonomía, que era una de las que más crecía, reduce la constitución de sociedades un 14% en pleno 1-O, cuando en España aumentan un 1,5%

La creación de empresas en Cataluña cae un 14% en octubre
Fotografía de una cumbre empresarial realizada en Barcelona.

El goteo de consecuencias económicas del 1-O para Cataluña no ha parado. El último efecto de la crisis política está en la creación de empresas, que ha registrado su peor mes de octubre desde la recesión de 2011, en pleno auge de las tensiones. De acuerdo con los datos que hoy publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), la creación de sociedades se contrajo en la autonomía más de un 14%, cuando en el conjunto del país aumentó un 1,5%.

En total, se constituyeron 1.224 sociedades en Cataluña, lo que pese al fuerte descenso interanual la sigue colocando entre las primeras autonomías en lo que a dinamismo empresarial se refiere, por detrás de Madrid (1.709) y Andalucía (1.260). Junto a Cataluña, registraron caídas en la constitución de empresas Extremadura, Murcia, Galicia y Cantabria. Lo llamativo es que de no haber estallado la crisis política, estaba previsto que Cataluña fuera una de las comunidades más dinámicas, con tasas de crecimiento superiores al 3% que podría avanzar el PIB a nivel nacional. 

En total, el décimo mes del año se constituyeron 7.236 empresas en nuestro país, un 1,5% más que en octubre de hace un año. Es un dato positivo porque rompe con medio año consecutivo de caídas en este indicador. En total, se empleó un 40% menos de capital: en total, 431 millones de euros. Esto fue así porque para crear cada sociedad se emplearon de media 59.676 euros.

Por sectores, el comercio y la construcción fueron las actividades más dinámicas tanto para bien, como para mal. Acumularon el mayor número de nuevas sociedades, pero también vieron desaparecer una cantidad más elevada de empresas que otras actividades económicas. Si tomamos como referencia el capital empleado para ponerlas en marcha, las de la rama de inmobiliarias, financieras y seguros registró el más elevado (282 millones de euros).

En lo que se refiere a la mortalidad empresarial, el número de compañías disueltas en toda España ascendió a 1.507 en octubre, un 2% menos que en igual mes del año previo. De ellas, siete de cada diez lo hicieron voluntariamente, el 15% por fusión y el 14% restante por otras causas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios