La Generalitat Valenciana cerrará 5 oficinas de su red en el exterior

La Generalitat Valenciana cerrará cinco oficinas del Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX), las de Toronto y Beijing, cuya actividad asumirán otras cercanas, y las de La Habana, Buenos Aires y Tokio, cuyo nivel de actividad "no justificaba su funcionamiento".

Valencia, 21 sep.- La Generalitat Valenciana cerrará cinco oficinas del Instituto Valenciano de la Exportación (IVEX), las de Toronto y Beijing, cuya actividad asumirán otras cercanas, y las de La Habana, Buenos Aires y Tokio, cuyo nivel de actividad "no justificaba su funcionamiento".

Así lo ha anunciado hoy el conseller de Economía, Industria y Comercio de la Generalitat Valenciana, Enrique Verdeguer, en su comparecencia ante el pleno de Les Corts Valencianes.

Verdeguer también ha anunciado la centralización de todas las operaciones de endeudamiento -financiero y con los proveedores- en el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

El conseller ha recordado en su intervención que en 2012 se reducirá un 20% del gasto de los entes del sector público empresarial, que generará un ahorro de 400 millones de euros, de los que, según ha anunciado, el 3% -doce millones- se destinará a los emprendedores.

La oposición ha calificado de "insuficiente" el recorte en el sector público, que, a juicio de los socialistas, debería alcanzar los 2.000 millones de euros; ha instado a la Generalitat a pagar lo que debe a las empresas, y ha reclamado "valentía" para afrontar la situación actual.

El conseller ha afirmado que una de sus prioridades es la reestructuración del sector público, para lo que se está ultimando un decreto-ley que, entre otras novedades, contempla que los entes públicos deberán hacer un plan de pagos a proveedores cuando superen determinados niveles de déficit de circulante, que se fijarán en la Ley de Presupuestos.

Ese plan, ha añadido el conseller, podrá comportar la prohibición de nuevas inversiones financiadas con endeudamiento, e incluso que dicho déficit podrá ser cubierto con cargo a la Conselleria a la que estén adscritos en los plazos establecidos en el plan.

Además, el personal directivo de esos entes estará sujeto al mismo régimen de compatibilidades, de declaración de bienes y rentas y de evaluación del rendimiento que los altos cargos del Consell, y sus retribuciones no podrán superar el sueldo anual de un alto cargo, algo a lo que se deberán adaptar en seis meses desde la entrada en vigor del decreto.

Verdeguer ha explicado que mediante la ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2012 se creará la Corporación pública empresarial valenciana, que estará operativa a finales de marzo y que ejecutará el plan de reestructuración del sector público.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING