El sector privado mejora su situación financiera

La riqueza de familias y empresas sube un 9,3% hasta junio a 1,37 billones

Hogares y compañías logran elevar sus ahorros más de seis puntos y reducen su deuda siete puntos

Cuentas financieras de los hogares

Familias y empresas continuaron el proceso de reducción de su deuda en el primer semestre y, al mismo tiempo, lograron elevar sus ahorros. La riqueza financiera neta de hogares y compañías no financieras se situó en 1,367 billones de euros hasta junio, lo que supone un alza del 9,3%. Según las Cuentas Financieras de la economía española, publicadas por el Banco de España, los activos financieros netos representan un 120,6% del PIB, más de seis puntos por encima de como se situaban un año antes. 

En comparación con el trimestre anterior, la riqueza financiera neta de las familias y empresas españolas creció un 1,78 %, y a cierre de marzo se situaba en 1,343 billones de euros. El dinero en efectivo, las acciones, los depósitos y los valores en renta en manos de los hogares superaban los dos billones de euros al finalizar el primer semestre. Alcanzaron los 2,144 billones, un 5,2% más que un año antes.

Ahorro de las familias

El Banco de España explica que la mejora fue el resultado de una adquisición neta de activos financieros de 27.000 millones los últimos cuatro trimestres y de unas revalorizaciones de 80.000 millones, debidas, fundamentalmente, al incremento de las cotizaciones bursátiles. De hecho, y por poner un ejemplo, sólo entre enero y junio el Ibex 35 se ha revalorizado un 11,68% .

Mientras, la deuda bruta de las sociedades no financieras y las familias en el primer semestre se redujo hasta los 1,860 billones de euros, un 164% del PIB y 7,1 puntos porcentuales menos que en el mismo periodo de 2016.

Efectivo y depósitos, el ahorro favorito de las familias

Efectivo y depósitos conforman el grueso de los activos financieros de los hogares españoles al cierre del primer semestre. Sumaban el 40% del total, seguidos de participaciones en el capital (25%), seguros y fondos de pensiones (17%), y de participaciones en fondos de inversión (14 %).

En el acumulado de los cuatro últimos trimestres, las operaciones financieras netas de las familias y empresas registraron un saldo positivo de 23.000 millones de euros, equivalente al 2% del PIB.

Por sectores institucionales, las sociedades no financieras y el sector de hogares obtuvieron unos saldos positivos del 1,6% y del 1,8% del PIB, respectivamente. Las instituciones financieras mostraron un superávit del 2,3% del PIB, mientras que el sector de las administraciones públicas registró un déficit del 3,6% del PIB en el mismo período.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios