Sesión de control al Gobierno en el Congreso

Montoro abordará la nueva financiación autonómica en pleno reto soberanista

El ministro se compromete a presentar en 'las próximas semanas' los Presupuestos para 2018

Montoro promete abordar "ya" la reforma del modelo de financiación autonómica
Montoro se compromete a abordar 'ya' la financiación

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, pretende abordar "ya" la reforma de la financiación autonómica y lo haría en pleno desafío soberanista con Cataluña. El Gobierno tiene pendiente modificar el actual sistema de reparto regional desde 2014, un modelo que mantiene en pie de guerra a buena parte de los ejecutivos territoriales desde que fue aprobado en 2009. De hecho, fuentes próximas al Ministerio aseguran a La Información que el nuevo modelo estará cerrado antes de que acabe el año

Para lograrlo, el ministro ha vuelto a pedir el respaldo de otras fuerzas políticas, sobre todo del PSOE. Desde el Departamento que encabeza Montoro han venido insistiendo a lo largo de los últimos meses en que su minoría parlamentaria y la posición del PSOE, que gobierna actualmente en siete comunidades autónomas, hacía imprescindible lograr un pacto con los de Pedro Sánchez para sacar adelante el texto.

No en vano, algunas de las autonomías socialistas son, precisamente, de las más beligerantes con el sistema de financiación actual. Es el caso de la Comunidad Valenciana o de Baleares, que están entre las que más aportan al mismo. De hecho, Baleares es junto a Madrid aportante neto al sistema, puesto que contribuye con más fondos de los que recibe de éste. 

El ministro de Hacienda ha hecho este anuncio durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, en respuesta a una pregunta del portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, sobre cuándo piensa remitir el Ejecutivo a las Cortes los acuerdos sobre la nueva ley quinquenal del cupo y la ley de modificación del concierto económico. "Tenga la seguridad de que estarán aprobadas antes de que finalice este ejercicio", le ha asegurado Montoro.

Habrá Presupuestos en las próximas semanas

Montoro también se ha comprometido a que haya unos Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 y a que las nuevas cuentas entren en vigor a lo largo de las primeras semanas del año que viene. Al reconocer que su Ejecutivo sigue sin contar con los apoyos necesarios para sacar el proyecto adelante, ha pedido al Grupo Socialista y a Podemos que participen en la negociación de los PGE o que no se abstengan y obstaculicen su aprobación. 

"Hay un punto enigmático" en la no presentación de las Cuentas y en en "incumplimiento" por parte del Ejecutivo de llevarlas a la Cámara Baja antes del 30 del septiembre como establece la ley, ha apuntado el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta. 

El ministro ha incidido en que los populares no tienen "los apoyos garantizados" a las nuevas Cuentas y presentarlas ahora sólo habría servido para encontrarse con una votación contraria y con la devolución del proyecto. Por ello, ha instado al grupo socialista y a Podemos a que se incorporen a su negociación para "dar estabilidad" política y económica a España. 

Así, Montoro ha asegurado que "en las próximas semanas" Hacienda presentará unos Presupuestos que, si no pueden entrar en vigor ya desde el próximo 1 de enero lo harán "en las primeras semanas de 2018" para provocar el menor daño posible. En las últimas semanas el Gobierno ha visto complicarse la negociación de las cuentas públicas con el PNV a raíz de la crisis abierta en Cataluña.

Paralización de las inversiones y nuevas medidas

Muy contundente, el portavoz de Presupuestos de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, Segundo González, ha recordado que el  Gobierno está obligado a presentar un proyecto de cuentas públicas al menos 3 meses antes de que expiren las del año anterior.

Así, ha alertado sobre las graves consecuencias económicas que tendría una nueva prórroga, como la que ya se produjo este año (las Cuentas de 2016 permanecieron en vigor hasta junio). Supondría, ha recordado González, la paralización de las inversiones del Estado, que ya se situaron en mínimos históricos el año pasado, impediría actualizar las pensiones, o contar con fondos para las nuevas políticas de violencia de género, para compensar a los 13 millones de personas en riesgo pobreza o para la prevención de incendios.

En el mismo sentido, Girauta ha recriminado a los socialistas que permitan que la inestabilidad vaya a más con su veto a las cuentas y ha recordado que sin unos nuevos Presupuestos no habrá ni reducción del IRPF a las rentas más bajas, ni ampliación del permiso de paternidad, ni complemento salarial a los jóvenes o equiparación de sueldos de la Guardia Civil, la Policía y las policías autonómicas, entre otras medidas.


Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios