Morosidad del Banco de España

Las familias pagan cada vez mejor: redujeron sus adeudos un 15% en 2017

Las empresas adeudan 591.615 millones de euros, solo un 2% menos que en 2016, en cifras que sin embargo suponen una mejora del 39% respecto de 2011.

Imagen del Banco de España
Imagen del Banco de España / EFE

La morosidad del sistema financiero español, determinada por el porcentaje de créditos impagados de particulares y empresas que soportan las entidades financieras, cerró 2017 en el 7,79 %, el cuarto año consecutivo de descenso y se situó en su nivel más bajo desde diciembre de 2011.

Del total de créditos dudosos, la morosidad de las empresas supuso el 61,8%, al situarse en 60.861 millones, un 7,4% más que el trimestre anterior pero un 23,4% menos que en 2016; mientras que el 37,8% restante fue de las familias, con 37.010 millones.

Las familias terminaron 2017 con un buen comportamiento de pago. Redujeron un 15% el número de impagos a la banca. La cuantía supone también una rebaja de los incumplimientos de los hogares del 45% respecto a cifras de 2014, el peor momento cuando acumularon hasta 180.488 millones de euros en créditos impagados.

Las empresas, en cambio, solo lograron reducir sus adeudos un 2% en 2017. Las compañías recibieron 591.615 millones de euros en créditos, 13.207 millones de euros menos que un año antes. Con todo, la cifra es la mejor de los últimos siete años y supone una rebaja del 39% respecto a cifras de 2011, cuando el volumen de créditos impagados ascendió a 970.003 millones de euros.

Según los datos publicados por el Banco de España este lunes, la caída obedece a una nueva rebaja del volumen de los créditos impagados, que cayeron por debajo de los 100.000 millones de euros por primera vez desde junio de 2010, concretamente en 97.691 millones, frente a los 116.281 millones de un año antes y a los 103.991 millones del tercer trimestre del año. 

Por debajo del umbral del 8%

De este modo, la tasa de morosidad de la banca española ha conseguido situarse por debajo del umbral del 8% por primera vez desde enero de 2012, según los datos del Banco de España.

Los datos de 2017 se obtuvieron después de aplicar el cambio metodológico en la clasificación de los Establecimientos Financieros de Crédito (EFC), que desde enero de 2014 han dejado de ser considerados dentro de la categoría de entidades de crédito.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se situaría en el 8%, puesto que el saldo de crédito fue de 1,221 billones de euros en diciembre al excluirse el crédito de los EFC. En cualquier caso, la tasa de morosidad se situó 5,81 puntos porcentuales por debajo de el máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se colocó en el 13,6%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios