Nuevos desafíos para el 'ladrillo'

¿Peligro de burbuja? Expertos temen un nuevo 'pinchazo' por el alza del alquiler

Los precios acumulan una revalorización anual de entre el 15 y el 35% en Madrid y Barcelona 

El precio de la vivienda de alquiler sube en la Región un 0,1% en agosto, según fotocasa
El precio de la vivienda de alquiler, en alza / EUROPA PRESS

Las reticencias evidentes a volver a hablar de una burbuja inmobiliaria en España no esconden el temor de muchos expertos a que la subida de precios en el alquiler vaya a más y deje fuera del mercado a un sector importante de la población. Los jóvenes serían los más afectados por este fenómeno que queda evidenciado, entre otros ejemplos, por el hecho de que sólo en lo que llevamos de año los alquileres se han encarecido entre un 15 y un 35% en Madrid y Barcelona.

La perspectiva más moderada a este respecto la ofrece José Luis Ruiz Bartolomé, consultor inmobiliario, quien señala dos hechos que condicionan el mercado por el lado de la demanda. Por un lado, quienes se independizan se van de alquiler porque no tienen capacidad de compra (bien porque no quieren afrontar la adquisición de un inmueble, bien porque conforman una demanda que no es solvente); y por otro,  existe mucha demanda de alquiler turístico y los barrios céntricos son los más afectados.

“No existe un burbuja, pero sí estamos ante una época en la que el alquiler tiene más recorrido y esta tendencia está aquí para quedarse”, sentencia. Desde su punto de vista, podría haber más oferta de vivienda en alquiler si éste se incentivase fiscalmente y si se dotase de más seguridad jurídica al arrendador.

En términos de precios, considera que los alquileres ya han aumentado bastante y ya no puede tener mucho más recorrido al alza, puesto que la gente no va a poder asumir costes mucho mayores en los alquileres. Como ha ocurrido con las compraventas, “los precios máximos han tocado techo”.

En este sentido y desde el blog de Funcas, la catedrática Paloma Taltavull de La Paz atribuye las dificultades de acceso a una residencia a la aparente falta de financiación a los hogares, que hace que la demanda en propiedad sea "frágil”, y al hecho de que los mayores de mandantes de vivienda son los jóvenes, un colectivo al que afecta no solo la falta de empleo, sino también condiciones de trabajo muy determinadas en términos de "temporalidad y salarios”.

Esto ha derivado buena parte de la demanda de vivienda hacia hacia el alquiler, razón por la que, según Taltavull de La Paz, los alquileres se han acelerado en los lugares donde se crea más empleo. La catedrática reconoce, además, que está calando la idea de que hay una nueva burbuja inmobiliaria al contemplar la escalada en los costes que supone alquilar una vivienda en Barcelona o en Madrid.

Fitch ve ya una burbuja en el centro de las grandes urbes

Precisamente, la agencia de calificación Fitch habla abiertamente de burbuja inmobiliaria en los centros de las grandes ciudades españolas. La fuerte demanda y la limitada oferta de viviendas en las principales ciudades del país están provocando, a su juicio, un aumento extremo de los precios que se muestran cada vez más "insostenibles". Según apunta la calificadora, solo en barrios centrales de Madrid y en Barcelona los alquileres acumulan una revalorización anual de entre el 15% y el 35%.

En uno de los principales portales inmobiliarios, Idealista, calculan que la vivienda en alquiler se ha encarecido un 0,5% durante el tercer trimestre de 2017, dejando el precio por metro cuadrado en 9,4 euros mensuales. En la tasa interanual, la subida media alcanza el 24%, con Canarias (27,6%), Baleares (21,3%), Cataluña (18,2%) y Madrid (13,2%) registrando los incrementos más destacados.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios del portal, “el final del verano trae consigo algo de moderación en la evolución de los precios de los alquileres. Las subidas de dos dígitos que se experimentaron en la primera mitad del año desaparecen en este trimestre y se marcan aún más las diferencias entre unos mercados y otros". Encinar constata además cómo las dos velocidades se hacen más patentes incluso dentro de las propias ciudades. En Madrid, por ejemplo, alquilar una casa dentro de la M30 es, de media, un 47% más caro que hacerlo fuera.

Mientras, desde Servihabitat estiman que los precios de las viviendas en alquiler subirán un 2% de media en España a lo largo de este segundo semestre del año. En su último informe Mercado de alquiler residencial en España prevén que a principios de 2018 la tendencia continúe siendo "positiva", pese a que en algunas provincias el alquiler "se vea estancado".


Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios