Informe mensual de Tinsa

¡Preparados, listos... ya!: la vivienda arranca 2018 con una subida del 3,6%

Los precios de los inmuebles se encarecen a su mayor ritmo en un año, con las capitales y grandes ciudades aumentando al 5,1%

Gráfico precios vivienda enero 2018
 

El mercado inmobiliario arranca el año con la misma fortaleza con la que despidió 2017, confirmando las buenas perspectivas de los expertos para este ejercicio. Los precios aumentaron el mes pasado un 3,6% de media en todo el país, a su mayor ritmo en un año. De acuerdo con el Índice Tinsa IMIE General y Grandes Mercados, el incremento fue mayor en el caso de las capitales y grandes ciudades, donde los inmuebles nuevos y usados subieron en conjunto un 5,1%.

El informe destaca además el repunte de precios en las Islas solo en el primer mes del año: tanto en Baleares como en Canarias los pisos se revalorizaron un 4,1% en relación al mismo mes de 2017. A este buen tono se añaden los cálculos positivos en lo que a compras y desarrollo de obra nueva se refiere

“El mercado residencial mantiene el crecimiento moderado de precios, con mayor intensidad en las islas y grandes ciudades. Pese a que el precio medio en España ha recuperado un 7,6% de su valor desde el mínimo que tocó en la crisis, todavía está un 38,3% por debajo de los máximos alcanzados en 2007”, afirma Jorge Ripoll, director del Servicio de Estudios de Tinsa. 

Por detrás de las capitales y grandes ciudades y de Baleares y Canarias los mayores incrementos de precio en el último año se localizan en las áreas metropolitanas (3,2%) y en la costa mediterránea (3%). Mientras que en las localidades más pequeñas el alza es de apenas nueve décimas. 

Si ampliamos la perspectiva, la vivienda sigue un 38% por debajo de los valores máximos que alcanzó justo antes de estallar la crisis financiera. Eso, en términos generales, porque en las zonas especialmente castigadas, como el arco mediterráneo (un área donde el mercado de segunda vivienda se hizo especialmente fuerte en los años del boom inmobiliario) la evolución en el mercado residencial sigue siendo lenta y muestra un ajuste desde máximos del 47%.

También registran aún un descenso de precios acumulado superior a la media las áreas metropolitanas (se dejan un 43,3% desde máximos) y las capitales y grandes ciudades, donde los precios de los inmuebles están casi un 40% por debajo de su pico. 

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios