La Comunidad aprobará esta semana la prórroga de los presupuestos de 2016

La Comunidad aprobará esta semana la prórroga de los presupuestos de 2016

La inexistencia de Gobierno central ha llevado a la Comunidad a retrasar la presentación de las cuentas públicas para el año que viene. El Ejecutivo de Cristina Cifuentes alegaba que no podrían hacerlo sin conocer los parámetros que exige la Ley de Estabilidad Presupuestaria para la elaboración de los presupuestos.

El Gobierno central finalmente tomó posesión y se aprobaron el objetivo de déficit, del 0,6 por ciento para las comunidades autonómicas para 2017, así como otros como el de deuda, que en el caso de Madrid es del 13,4 por ciento.

El 0,6 por ciento de déficit supone que la Comunidad de Madrid podrá disponer de 1.200 millones en lugar de los 200 que podía emplear con el objetivo del 0,1 por ciento previsto para 2017 antes de que Bruselas modificara la senda de estabilidad.

Los parámetros se han conocido de manera oficial en diciembre, por lo que se hace necesario prorrogar las cuentas de 2016, algo que se hará con la firma de un decreto la semana que viene.

Mientras tanto, el Ejecutivo madrileño trabajará en los nuevos presupuestos que podría presentar en enero y posteriormente, se producirá su tramitación parlamentaria, que suele tomar entre 50 y 60 días y la Cámara tiene que dar su visto bueno.

Para ello, el PP necesita el apoyo de otro Grupo, previsiblemente el de Ciudadanos, como ocurrió el año pasado. El partido naranja dijo que para ponerse a negociar las cuentas del año que viene la Comunidad de Madrid debe cumplir tres requisitos: que sean entendibles, que se pueda trabajar con ellas y que se cumplan las enmiendas aprobadas el año pasado.

Además, pedirá que aumente el gasto en sanidad y educación y que se apueste por la innovación. Sin embargo, Ciudadanos aún no ha hecho pública su lista de requisitos para dar el sí a las nuevas cuentas de Cristina Cifuentes.

Otro de los problemas con los que se enfrentan los populares es la ausencia por baja por depresión de la diputada Elena González-Moñux, ya que su ausencia haría que el voto de los posibles bloques (PP-C's y PSOE-Podemos) quedara en empate, por lo que el proyecto de presupuestos no saldría adelante.

Ahora en portada

Comentarios