Elevará entre cinco y siete décimas la previsión 

Rajoy da marcha atrás: si Cataluña se estabiliza el PIB puede crecer hasta el 3%

Moncloa rebajó al 2,3% el avance en 2018 por las tensiones, a las que Bruselas y el FMI 'quitan hierro'

Rajoy, en el pleno del Senado que aprobará el artículo 155
Rajoy, en el pleno del Senado que aprobará el artículo 155 / EFE

Muchos se sorprendieron la semana pasada cuando la Comisión Europea quitó hierro al impacto de la crisis catalana sobre el PIB y situó el avance español en el 2,5% el año que viene. La sorpresa fue mayor cuando unas horas después el Gobierno incidió en que España será incapaz de crecer más allá del 2,3% si la incertidumbre se prolonga. Hoy, el presidente, Mariano Rajoy, ha dado marcha atrás en sus argumentos: reconoce que España podrá avanzar incluso al 3% si la normalidad vuelve a Cataluña.

Este escenario estaría también en consonancia con el dibujado por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que llega a colocar a España a la cabeza de las mayores economías del Continente el próximo ejercicio. 

Esto supondrá elevar entre cinco y siete décimas la previsión de crecimiento del PIB para 2018, hasta una horquilla de entre el 2,8% y el 3%. El presidente asegura, además, que con estas perspectivas se podrán crear más de medio millón de empleos el año que viene

En declaraciones a la cadena Cope, Rajoy ha explicado que, de volverse a la normalidad tras las elecciones en Cataluña del próximo 21 de diciembre, se revisará al alza la previsión de crecimiento económico para 2018, que fue rebajado desde el 2,6% hasta el 2,3% precisamente por la tensión política y por la ausencia de Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Si la situación se tranquiliza, el crecimiento previsto puede incrementarse entre cinco y siete décimas el próximo ejercicio

"Si esto se tranquiliza, puede subir la economía entre cinco y siete décimas de crecimiento el año que viene y eso son muchos puestos de trabajo y mucho aumento de los niveles de riqueza y bienestar", ha subrayado el jefe del Ejecutivo en la Cope.

Rajoy ha querido denunciar, además, que una de las "grandes estafas y mentiras" del proceso independentista ha sido la de decir que no iba a afectar a la economía y que los bancos iban a dar crédito. "Es una mentira descomunal y, desgraciadamente, ha habido mucha gente que se la ha creído", lamentaba.

Un mensaje contrario al boicot

Sobre la marcha de empresas de Cataluña, Rajoy ha señalado que se han ido más de 2.000 y ha pedido que vuelvan a la autonomía cuando la situación se tranquilice.Además, ha mostrado su rechazo a boicotear la compra y el consumo de productos catalanes.

"Me gustaría que todo el mundo comprara productos catalanes porque, si no, el empresario catalán que vende en el resto de España sufre dos veces: una por el trato que le dan los independentistas en Cataluña y otra porque hay mucha gente que se enfada, porque le hierve la sangre, y no le apoya", ha dicho.


Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios