Critica la falta de información del PP

Robles promete que no se venderán más armas de las Fuerzas Armadas a Arabia

La ministra de Defensa señala que la industria sí continuará con estas exportaciones y sugiere que el contrato de las bombas se ató al de Navantia.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en Ayamonte.
Robles culpa al PP de las bombas a Riad y sugiere que se ató al contrato de Navantia. / EP

La ministra de Defensa, Margarita Robles, continúa echando la vista atrás cada vez que se le pregunta sobre la venta de armas a Arabia Saudí. Hoy ha dado un paso más al reclamar al exministro Pedro Morenés que explique por qué firmó un contrato con Riad de venta de bombas del Ejercito del Aire, que debían estar en el "stock" de las Fuerzas Armadas, y qué cláusula lo vincula a la construcción de corbetas por parte de Navantia.

En una entrevista en RNE, Robles ha asegurado que cuando llegó al ministerio "no hubo traspaso de poderes" y se encontró sobre la mesa un documento en el que tuvo que tomar la decisión "de entregar materialmente unas bombas que pertenecían al Ejército del Aire". Por ello, ha criticado la falta de transparencia del anterior Gobierno en esta materia y ha asegurado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez no venderá material que sea propiedad de las Fuerzas Armadas españolas.

"Cuestión distinta serán las industrias, pero siempre vamos a intentar que todo se haga con la máxima transparencia posible", ha precisado. Robles también se ha referido a las inversiones en Defensa en los próximos presupuestos generales del Estado en los que su Departamento va a apostar por "un plan de choque" para mejorar la situación que se vive en algunos acuartelamientos. Así, ha informado de que en algunas bases las condiciones de habitabilidad son malas, "con situaciones de estrechez y humedad".

Volviendo a la polémica de las ventas a Riad, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha admitido este lunes que en un escenario de guerra, como el de Yemen, es "difícil" verificar si las armas españolas son usadas en el conflicto. 

También en la entrevista y a la pregunta de si comparte con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, que el delito de rebelión no es aplicable a los presos independentistas, Robles ha pedido, como juez, que se deje actuar a los tribunales.

Sobre la gestión del Supremo en el asunto de las hipotecas, la ministra ha admitido que la gestión ha sido "insólita" y ha explicado que nunca había visto que después de que una sección dictase una resolución, "inmediatamente el presidente de la sala desautorizase a los magistrados".

A la pregunta de si el presidente de la sala, Luis María Díez-Picazo, debería abandonar el cargo, Robles ha señalado que a ella no le corresponde dar lecciones y si bien se trata de un "jurista preparado, en este caso no ha estado nada afortunado", informa Efe.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING