Domingo, 22.09.2019 - 15:17 h
Piden un Plan Especial de Ordenación

Carmena deja en manos del ciudadano la posibilidad de una moratoria turística

El ayuntamiento de Madrid ha sometido a votación cinco propuestas para mejorar la capital. La más votada podrá hacerse realidad.

La red vecinal 'Lavapiés, ¿dónde vas?' denunciará en el Ayuntamiento más de 200 pisos turísticos en el barrio
Madrid deja en manos de los ciudadanos la posibilidad de una moratoria turística.  / EP

El Ayuntamiento de Madrid sigue adelante con su interés en convertir la participación ciudadana en la herramienta para hacer realidad las decisiones de la ciudad. En este caso, el consistorio ha elegido cinco propuestas vecinales -entre las que se encuentra una moratoria turística para el centro- para que precisamente sean los vecinos los que voten la que más les convenza. Si supera los 27.662 apoyos se convocará un nuevo plebiscito ciudadano en el que decidir si se hará realidad. 

La propuesta se centra en la "redacción de un Plan Especial de Ordenación Turística de la Ciudad y una moratoria en la concesión de licencias tanto de pisos turísticos, como de hoteles, etc. durante el proceso", según señala en el documento que el propio ayuntamiento ha enviado a los usuarios de su plataforma Decide Madrid. 

De este modo, "la redacción del Plan Especial de Ordenación Turística será el resultado de un proceso participativo y vinculante", señala el colectivo 'Lavapiés, ¿dónde vas?' en la exposición disponible para todos los que entren en la plataforma. Además, esta propuesta pone sobre la mesa el hecho de que las administraciones responsables lleven a cabo un censo completo del número y tipo de plazas turísticas de toda la ciudad. 

El documento destaca que la duración de la moratoria debería ser de un año, prorrogable a dos, en los que se llevarán a cabo tanto la elaboración del censo como el proceso participativo. Según la propuesta, al área alcanzará todos los barrios ubicados en el Distrito Centro y aquellos "más afectados o susceptibles de sufrir el efecto frontera", como son Arganzuela, Retiro o Puente de Vallecas. 

Como medida complementaria, el grupo que propone esta iniciativa sugiere una campaña de inspección y regularización de las viviendas y  apartamentos turísticos "que en la actualidad son ilegales o alegales", resolviendo según los casos, el cierre o la concesión del permiso. 

A modo de referentes, esta idea toma a otras ciudades como Barcelona y Palma de Mallorca o comunidades autónomas como las Islas Canarias. En estos lugares, se han aprobado diferentes propuestas para limitar el auge del turismo y sobre todo los pisos dedicados a los viajeros que, de acuerdo con los ayuntamientos de estas zonas, eminentemente de sol y playa. 

La plataforma que ha movido esta candidatura, 'Lavapiés, ¿dónde vas?', señala que el "objetivo es frenar la transformación de nuestra ciudad provocada por el impacto del monocultivo del turismo". De esta forma, intentarán evitar que el centro de la capital se convierta en un "escaparate que conlleva la subida del precio de la vivienda en toda la ciudad". 

En competición con la moratoria en el sector turístico, se encuentran otras propuestas vecinales como el cierre de la Incineradora de Valdemingómez -problema ambiental que afecta a la mayoría de los ciudadanos de Madrid-, la negativa al cierre de las presas de Madrid Río para uso de embarcaciones recreativas, la transformación de la ciudad para hacerla más amigable con la infancia -medidas como la creación de ludotecas o parques inclusivos- y la arborización masiva de la capital. 

Precisamente este mismo argumento fue utilizado hace solo unos días por la Comisión Nacional del Mercado de Valores para evaluar el nivel de ahorro de las familias y su inversión en vivienda. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios