Domingo, 22.09.2019 - 19:52 h
Tras las elecciones al Parlamento

Madrid se cuela entre Berlín y París: gana peso para el reparto de cargos en la UE 

‘The Economist’ destaca la victoria socialista en las europeas e indica que Rivera sentirá la presión para levantar el veto al PSOE.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tras la cumbre informal de los líderes de la Unión Europea. /EFE
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tras la cumbre informal de los líderes de la Unión Europea. /EFE

El semanario británico The Economist resalta en su último número la creciente influencia que tendrá España en el reparto de puestos en altos cargos de la UE una vez pasadas las elecciones al Parlamento Europeo.

En un artículo que analiza la balanza de poder entre Francia y Alemania y sus negociaciones para el reparto de altos cargos, como las presidencias de la Comisión Europea, el Parlamento, el Consejo o el Banco Central, el semanario señala que éstas estarán marcadas por una cada vez mayor disfunción en la relación entre París y Berlín y "la creciente influencia de estados medianos y moderados como España y Países Bajos".

Además, en otro artículo titulado 'Todos los colores del arcoíris', el semanario pone a España como espejo de la fragmentación del Parlamento Europeo. En concreto, afirma que  "la fragmentación sigue el mismo patrón de algunas elecciones nacionales recientes" y considera que "el declive de los grandes partidos y el crecimiento de rivales más pequeños hace más difícil la formación de gobiernos".

En este sentido, la publicación pone como ejemplo a España, "donde un sistema bipartidista se ha transformado en uno de cinco partidos y décadas de gobiernos estables han dado lugar a una avalancha de gobiernos tambaleantes y de vida corta que han tenido problemas para aprobar leyes importantes".

"El cordón sanitario"

Por otro lado, The Economist dedica otro artículo a repasar a los 'Ganadores y perdedores' de las elecciones europeas. En él, hace referencia a la celebración en España también de elecciones municipales y autonómicas, y destaca que "un mes después de ganar las elecciones generales, el partido socialista de Pedro Sánchez se hizo con el 33% de los votos en las elecciones europeas, confirmándose cómodamente como el partido mayoritario".

Sin embargo, el artículo recuerda que "Sánchez todavía necesita construir una mayoría parlamentaria" y que "Albert Rivera, líder de Ciudadanos, sentirá la presión para levantar su veto a los acuerdos con el PSOE en protesta a su aproximación conciliadora hacia la cuestión catalana", por lo que la publicación resalta que “quedan por delante semanas de regateo”.

Asimismo, señala que "los resultados fueron también un alivio para Pablo Casado, el nuevo líder del PP, que, tras sufrir una paliza en las elecciones generales, viró hacia el centro, obteniendo un 20% de los votos y conservando el gobierno regional de Madrid".

Siguiendo con su análisis, el semanario indica también que Ciudadanos, "partido de centro-derecha, resbaló en el 12%", que Unidos Podemos y Vox “se descolorieron”, y que las formaciones del separatismo catalán se aseguraron un 49% de los votos en la región pero que “problemas legales podrían impedir a dos de sus eurodiputados ocupar sus escaños”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios