Viernes, 19.07.2019 - 08:37 h
El debate sobre la fiscalidad de los ricos

Madrid 'perdona' 825 millones de euros en impuestos a sus grandes patrimonios

La estrategia del Gobierno autonómico, que no cobra el Impuesto de Patrimonio, duplica la cifra de grandes contribuyentes con residencia en la capital

Gráfico Impuesto Patrimonio Ahorro Madrid

La Agencia Tributaria tiene en su radar a 579 contribuyentes que declaran poseer bienes y derechos por un valor superior a los 30 millones de euros - serían lo que la OCDE denomina los 'ultrarricos' -; de ellos, 376 viven en la Comunidad de Madrid (alrededor de un 65%). El asunto tiene poco de fortuito. Madrid es la única comunidad autónoma de toda España que no cobra a sus ciudadanos el Impuesto de Patrimonio y esa estrategia fiscal se tradujo en 2016 - último año del que acaban de publicarse datos oficiales - en un ahorro de 825 millones de euros para los potenciales contribuyentes de ese impuesto - las clases más acomodadas de la región -.

Los 376 residentes en la Comunidad de Madrid que declararon un patrimonio superior a los 30 millones en 2016 se ahorraron nada menos que 266 millones de euros, lo que supone que de media dejaron de ingresar en las arcas regionales unos 700.000 euros por cabeza

El ahorro medio para los declarantes con un patrimonio valorado entre 6 y 30 millones de euros superó ligeramente los 100.00 euros; los situados en el rango de entre 1,5 y 6 millones redujeron su factura fiscal en cerca de 20.000 euros gracias al singular esquema fiscal de la Comunidad de Madrid; mientras que los encuadrados entre los 300.000 y los 1,5 millones de euros se ahorraron 995 euros.

La información sobre el impuesto que ofrece la Agencia Tributaria permite también concluir que el ahorro es mayor cuanto más elevada es la base imponible del contribuyente o, de otro modo, cuanto mayor es el valor de los bienes y derechos que posee el individuo en cuestión. 

Un imán para las grandes fortunas

Ahorrarse 700.000 euros al año no es ninguna bagatela (en 2015, fueron 782.000 euros de media; y en 2014, cerca de 600.000 euros) y así lo han acreditado estudios científicos como el realizado por Fedea que atestiguaba la existencia de una migración de grandes contribuyentes desde otras comunidades autónomas limítrofes y no tan limítrofes (como Andalucía y Cataluña) hacia la Comunidad de Madrid, para aprovechar su favorable entorno fiscal.

Los datos oficiales insinúan la existencia de una concentración de grandes fortunas en la Comunidad de Madrid. Ya no es solo que dos de cada tres españoles que declaran poseer un patrimonio superior a los 30 millones de euros tengan residencia en la región, sino que desde 2011 - año en que el Gobierno Zapatero reactivó el Impuesto de Patrimonio que había derogado dos años antes y en que la Comunidad de Madrid anunció que no lo cobraría - de los 227 españoles que han adquirido la condición de 'ultrarricos' 197 han fijado su residencia en la autonomía capitalina.

Otro dato. Mientras que los 'ultrarricos' residentes en Madrid hubieran tenido que pagar una factura media de 707.975 euros en caso de que el impuesto no estuviera bonificado al 100%, la que sí abonan los 210 que viven repartidos por el resto de España asciende a 510.286 euros, lo que habla de un patrimonio medio sensiblemente inferior.

Posibles cambios en los Presupuestos de 2019

Podemos ha puesto esta situación en su punto de mira. La plataforma de negociación defendida desde el bloque de izquierdas exige cambios en el Impuesto de Patrimonio, si no para evitar que haya comunidades autónomas que renuncien a la recaudación del Impuesto de Patrimonio, sí al menos para que esta decisión tenga consecuencias sobre los recursos que reciben del sistema de financiación autonómica.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios