Jueves, 18.10.2018 - 18:48 h

Los autónomos podrán deducirse 26,67€ al día por dietas como los asalariados

La nueva Ley de Autónomos que se vota este jueves endurecerá las deducciones en dietas (26,67 euros al día) para evitar las 'comilonas'.

Se equipara la cuantía a la de los asalariados y se exigirá el pago a través de tarjeta de crédito. Lo mismo se hará en el caso de los gastos en carburante para el vehículo.

Los autónomos piden que se les permita deducir los cheques de comida

Las Cortes Generales están a punto de aprobar la nueva Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo que afectará a 3,5 millones de españoles. El sector está expectante ante esta reforma del régimen de estos trabajadores (RETA), pero antes de salir adelante se están teniendo que cerrar algunos flecos polémicos. Uno de ellos tiene que ver con las deducciones para las dietas de comida, que se quedarán finalmente en 26,67 euros al día en gastos de manutención (inicialmente la cantidad era de 12 euros pero anoche a las 22 horas se llegó a un acuerdo con Hacienda). Si el consumo se realiza en el extranjero, la cantidad se eleva a 48,08 euros. 

El objetivo del Ejecutivo ha sido endurecer algunos aspectos para evitar el fraude y para intentar conseguir que los autónomos no intenten camuflar las llamadas "comilonas". Es decir, el Ministerio de Empleo ha intentado tomar las medidas necesarias en la redacción de la ley para que los autónomos no intenten pasar como comida de trabajo en un modesto restaurante un ágape extralaboral con familiares y amigos.

Fuentes parlamentarias implicadas en la negociación afirman a Lainformacion.com que hasta este miércoles se han producido reuniones en privado para dar los últimos retoques al texto definitivo que este jueves va a ser aprobado en la Comisión de Empleo del Congreso y que pasará a continuación al Senado. Se calcula que la Ley definitiva pueda estar lista este mismo verano.

Para conseguir un mayor control en las deducciones de los tickets de comida, lo que ha decidido el Gobierno junto al resto de los grupos es también limitar estas deducciones solo a aquellos almuerzos que supongan un desplazamiento para el autónomo. Es decir, el trabajador tendrá que acreditar que ha comido fuera de su domicilio por motivos laborales.Se exigirá el pago telemático

El principal control del fraude se ejercerá exigiendo el pago telemático de los mismos, de forma que el trabajador deberá  presentar la factura y el ticket de la operación en los que aparezca la fecha, el establecimiento y el importe del almuerzo. Así se facilitará el trabajo de Hacienda, que podrá realizar su labor de inspección con mayores garantías y podrá cotejar las transacciones de manera más ágil.

De la misma forma, el objetivo de Empleo es limitar estas deducciones solo a los trabajadores que, por necesidades laborales, tengan que comer fuera de su domicilio y en establecimientos ajenos al ámbito de su trabajo. Es decir, los empleados autónomos del sector de la hostelería quedarán excluidos de esta medida.

Un aspecto más que se ha negociado hasta última hora es la deducción de gastos de transporte. La nueva Ley contemplará que el autónomo pueda deducirse el 50% del importe del carburante, siempre que justifique que ese gasto se ha realizado en su actividad profesional. En este ámbito se potenciará también el pago a través de tarjetas de crédito para que Hacienda pueda supervisar que los autónomos no se intentan deducir gastos personales y fuera de su trabajo.

Otras medidas que aprobará la nueva Ley de Autónomos será la ampliación definitiva de 6 meses a un año de la llamada tarifa plana, lo que significará que los nuevos autónomos solo pagarían una cuota reducida de 50 euros al mes durante los primeros doce meses de actividad. Durante la primera legislatura de Rajoy más de 846.480 personas se han dado de alta como autónomos gracias a esta tarifa.Otro de los temas que reformará es la simplificación de los pagos, la agilización de las altas y las bajas, así como la mejora de las deducciones. Este último aspecto es una de las dudas más recurrentes de los autónomos, que no suelen tener claro qué gastos de su actividad pueden deducirse. En el pacto de investidura se habla de clarificar las deducciones "de forma que puedan contar con un elevado grado de seguridad jurídica". Habrá cambios 'conciliadores'. Los autónomos con hijos que se encuentren de baja no pagarán cuota, y habrá incentivos para que las madres autónomas coticen el tiempo realmente trabajado. A día de hoy se calcula el importe de cotización sin tener en cuenta el día del mes en que se inicia o cancela la actividad. La flexibilidad a la hora de elegir la cotización será otro aspecto a reformar, de modo que el autónomo podrá escoger la especialidad que mejor se adapta a su situación (incentivos, acceso a prestaciones, tiempo parcial, pluriactividad...)Además de esta reforma urgente del RETA, PP y Ciudadanos pretenden sumar al PSOE a cerrar acuerdos en una subcomisión ya creada en el Congreso. En ella se estudiaría una mejora aún más en profundidad del régimen de autónomos. Es ahí donde se estudiará si los trabajadores por cuenta propia deben cotizar si sus ingresos son inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, si se crean nuevas figuras como los autónomos no habituales y si los jubilados pueden compatibilizar alguna actividad como autónomos. También se prevé que en esa subcomisión se estudie que la pensión de los autónomos se calcule computando la totalidad de su vida laboral y que tengan iguales prestaciones sociales que el resto de los trabajadores: "A igualdad de contribución debe corresponder igual grado de protección social", se puede leer en el pacto de investidura PP-C's.

Ahora en Portada 

Comentarios