Martes, 17.09.2019 - 11:57 h

El Congreso aprueba la propuesta de subir el salario mínimo a 950 euros en 2020

El Congreso de los Diputados aprueba una proposición de ley para subir progresivamente el salario mínimo. 

La propuesta de En Comú Podem recoge que el 1 de enero de 2018 alcance los 800 euros mensuales y los 950 en 2020.

El PP se opone a tramitar en el Congreso la ley de En Comú para subir el salario mínimo

Luz verde a una proposición de ley de En Comú Podem para subir progresivamente el salario mínimo interprofesional. Todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP, han votado a favor de inicia los trámites para elevar de manera progresiva el SMI de los 655,20 euros actuales.

Además de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, han votado a favor de esta propuesta el PSOE, ERC, PNV, PDCat y Bildu. Ahora, la ley iniciará su proceso de tramitación en el Congreso. La iniciativa ha salido adelante, por tanto, con 174 votos a favor, 137 votos en contra (los del PP) y 30 abstenciones (de Ciudadanos).El #Pleno aprueba la toma en consideración de la #PrL para aumentar el salario mínimo interprofesional 📝 https://t.co/sRW3WlitWE pic.twitter.com/kPUk9oVTnu— Congreso (@Congreso_Es) 22 de noviembre de 2016

La propuesta recoge que el SMI se sitúe el 1 de enero de 2018 en 800 euros mensuales, equivalentes a 11.200 euros anuales. Con efectos de 1 de enero de 2020 se elevaría a 950 euros mensuales, equivalentes a 13.300 euros anuales.

Una vez superada esta primera votación, se abrirá el plazo de enmiendas al articulado y la iniciativa legislativa será remitida a la Comisión de Empleo y Seguridad Social, en la que se debatirán y votarán enmiendas y se elaborará un dictamen que continuará su tramitación en el Senado.

Durante el debate en el pleno del Congreso, la diputada de En Comú Aina Vidal ha afirmado que la iniciativa "es una ley justa, necesaria y de sentido común", y que tendría "un evidentemente impacto sobre la pobreza y la exclusión". "Es una ley realista, por mucho que digan algunos", ha recalcado.

Vidal ha criticado que en España tener un trabajo no es sinónimo de estabilidad económica gracias a lo que ella ha acusado como "leyes precarizadoras del PP", así como el escaso incremento en estos últimos años --55,20 euros en nueve años, ha dicho--. El último incremento, un 0,25%, ha sido, a juicio de la diputada, "reírse de la clase trabajadora".

Desde el grupo confederal han advertido la brecha existente entre los 655,20 euros mensuales que hay en España y los del resto de los países de la Unión Europea, poniendo como ejemplo a Francia (1.462 e/m) o Reino Unido (1.202e/m). Asimismo, han recordado los "graves incumplimientos" en materia de derechos humanos que señalaba el Comité Europeo de Derechos Sociales en su informe anual de 2015, según informa Europa Press.

Así, tal y como ha recordado Vidal, el Comité apuntaba a que el suelo salarial fijado en España "no asegura un nivel de vida decente" y que su cuantía, por debajo del 50% del salario medio neto --en torno a los 1.880 euros--, suponen condiciones "manifiestamente abusivas".Apoyo del PSOE, pero con matices

Por su parte, el portavoz de Empleo del PSOE, Rafael Simancas, ha señalado que comparte la necesidad de elevar el suelo salarial, aunque detecta "deficiencias" y "carencias" en el texto presentado por la confluencia de izquierdas --aparece un objetivo marcado para 2019 que posteriormente no es especificado, y en todo caso el salario marcado no llega al aludido 60% del sueldo medio--.

"Un país que apuesta por crecer con salarios bajos es un país socialmente injusto, económicamente débil y democráticamente enfermo", ha dicho durante su intervención, calificando esta estrategia de "inhumana, inequitativa e ineficaz".Salarios mínimos territoriales

En esta línea se ha pronunciado también el portavoz de Esquerra Republicana, Jordi Salvador i Duch, que ha reflexionado que no solo apoyan esta iniciativa "por dignidad, humanidad, y porque es posible", sino también "por necesidad económica". "Aumentar el salario mínimo incrementa el consumo y mejora la economía", ha dicho.

Barandiaran, del PNV, ha hablado de la necesidad de salvaguardar "un nivel de vida decoroso" --"hablamos de si condenar o no a los trabajadores a una renta de pobreza según la Carta Social Europea", ha dicho--, mientras que Carles Campuzano (PDCat), ha recordado la iniciativa que llevó su grupo, y que aprobó la Comisión de Empleo, de acordar un calendario para subir el salario mínimo

Tanto ERC como PNV y PDCat --la antigua Convergència-- han anunciado que si bien apoyan su debate, pedirán que las administraciones autonómicas y locales puedan fijar salarios mínimos ante los diferentes costes de vida de cada territorio.Ciudadanos pide un complemento salarial

Saúl Ramírez, de Ciudadanos, ha recalcado que no se opondrán a tomar en consideración de la iniciativa presentada por En Comú, aunque ha pedido que tomar estas iniciativas "en función del contexto", que en el caso de España es el de un país donde 6,5 millones de trabajadores no llegan a final de mes.

Por ello, ha dicho que la ley propuesta "puede quedarse a todas luces ineficiente" y ha defendido el complemento salarial como política pública para "remediar" esta situación. Así, ha dicho que el complemento tiene en cuenta la situación familiar y particular del beneficiario, computa la renta y no desincentiva el trabajo como puede llegar a hacerlo, ha dicho, la renta mínima propuesta por Podemos.El PP vota en contra

El Partido Popular ha anunciado su rechazo frontal a la iniciativa, y a través de su diputada Susana López Ares ha desestimado la propuesta porque "busca el desacuerdo". En este sentido, ha recordado que en abril el Congreso aprobó una moción para fijar junto con las organizaciones sindicales un calendario de subida de salario en el que sí se apostaba por llegar al 60% del salario medio.

"No renunciamos a ello ni excluimos a las organizaciones sindicales", ha dicho López Ares, que ha augurado que, en caso de entrar en vigor la ley propuesta, se desencadenará una destrucción de empleo, inflación, y por tanto una pérdida de poder adquisitivo. Tradicionalmente, ha apostillado, los salarios mínimos acaban trasladando a los suelos salariales de los convenios.

En este sentido, ha criticado la falta de memoria económica de la propuesta --habría incrementos presupuestarios en las partidas de los servicios públicos de empleo y el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa)-- y ha pedido que la subida del salario mínimo, de la cual se ha mostrado favorable, se produzca "acorde de la evolución de la economía para no perjudicar a la competitividad de las empresas".España, a la cola de Europa en salario mínimoEl salario mínimo en 22 de los 28 países de la UE oscila entre los 1.923 euros mensuales de Luxemburgo y los 194 euros de Bulgaria, según los últimos datos de Eurostat.

España ha sido este año el noveno país europeo en función de la cuantía de su salario mínimo, con 757 euros (los cálculos de Eurostat no coinciden en ocasiones con los que aporta cada país, dado que la estadística europea incluye 14 pagas y las prorratea mensualmente), aunque se sitúa en un segundo bloque, el de los países con retribuciones entre los 500 y 1.000 euros.Más de 1.000 euros

Este año, siete estados miembros cuentan con un salario mínimo superior a los 1.000 euros mensuales, encabezado por Luxemburgo (1.923 euros) y seguido por Irlanda (1.546), Holanda (1.532), Bélgica (1.532), Reino Unido (1.512), Francia (1.467) y Alemania (1.440).Entre 500 y 1.000 euros

Un segundo bloque, con los cinco estados miembros con salarios mínimos que oscilan entre los 500 y los 1.000 euros, está encabezado por Eslovenia (791) y seguido por España (764), Malta (728), Grecia (684) y Portugal (618).

Por último y en un tercer bloque, el de aquellos países con salarios inferiores a los 500 euros, se sitúan Polonia (434), Estonia (430), Bulgaria (420), Croacia (408), Eslovaquia (405), Lituania (380), Letonia (370), República Checa (366), Hungría (351), y Rumanía (276). 

Entre los país es en los que más subió el salario mínimo este año se encuentra Reino Unido, donde, según los datos de Eurostat, se pasó de 1.379 euros en el primer semestre a 1.512 en el segundo, 133 euros más.

Por horas, el salario mínimo en Reino Unido varía según la edad: 9 euros por hora para mayores de 21 años; 7,1 euros para el tramo de edad comprendido entre 18 y 21, y 5,2 euros para los menores de 18 años.

En Dinamarca, Italia, Austria, Finlandia y Suecia, el salario mínimo no está fijado por ley.

En Suiza, país europeo que no pertenece a la UE, tampoco hay salario mínimo, si bien en mayo de 2014 se celebró un referéndum para fijar una retribución de este tipo que fue rechazada por más del 70 % de los suizos.

Si dicha propuesta se hubiese aprobado, Suiza contaría con el salario mínimo más alto de toda Europa, unos 4.050 euros al mes para un empleo a tiempo completo de 42 horas a la semana.

Ahora en Portada 

Comentarios