Manresa y Tarragona: ellas quieren bailar solas en las fusiones de caixas catalanas

  • Caixa Manresa se resiste a entrar en la 'unió' de Sabadell, Terrassa y Manlleu, en tanto que Caixa Tarragona, dominada por Ciu y PP, reniega del tándem de espíritu socialista Caixa Cataluña-Caixa Girona.
R. J. L.
R. J. L.

Gráfico: las cifras de las dos posibles fusiones catalanas

Hay baile para 10 cajas en Cataluña. La hoja de ruta está marcada desde hace tiempo. Nada más aprobarse el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) varias cajas se preparan para pedir dinero. La primera de ellas es una de las más grandes, de fundación pública y en la órbita socialista bajo la presidencia de Narcís Serra. Es Caixa Cataluña, que ha dibujado su propio proyecto de fusión para poder acudir al FROB y reforzar su actual estructura financiera, que se encuentra dañada por uno de los ratios de morosidad más altos del sector de cajas (que ronda el 6% frente al 4,6% promedio).

"e;Desde el lunes sabemos las reglas del juego. Ahora toca jugar"e;, explican fuentes de una entidad catalana en relación al nuevo escenario que se abre en los próximos meses a la hora de reforzar el sistema financiero español. Caixa Cataluña, con 63.000 millones de euros en activos, está impulsando un proyecto de integración con Girona y Tarragona, las otras dos cajas públicas controladas por diputaciones provinciales para poder pedir la intervención del FROB. La caja que dirigen Serrá y José María Loza, primer ejecutivo, multiplica por cinco y siete veces, respectivamente, a las otras dos.

El relevo en la de la caja de Girona del presidente Arcadi Calzada por el socialista Manel Serra. Pere Cornellà, miembro del consejo de la caja en representación de los impositores y afín a Calzada, será nombrado vicepresidente primero. Calzada negó tajantemente ayer que haya ninguna fusión hecha. La órbita socialista del nuevo presidente facilitaría su integración a ojos de la Generalitat de Cataluña que preside el también socialista José Montilla, según fuentes consultadas por lainformacion.com.

Sin embargo, la de Tarragona se ha convertido en las últimas horas en las caja díscola de la fusión. Bajo el paragüas de PP y CiU, la entidad tarraconense mantiene una mejor posición financiera que Girona y, especialmente, que Cataluña, "e;la única de las tres que verdaderamente necesita la acción del FROB"e;, según distintas fuentes del sector. Además, el grupo responde a la descripción dada por la Ministra de Economía, Elena Salgado, para sacar de paseo al superfondo: que la entidad que perciba el dinero suponga un riesgo sistémico si cae -como es el caso-, y que haya presentado un proyecto de fusión al Banco de España.

La UCC, Unió de Caixes Catalanes

Caixa Manresa ocupa también este mismo rol de caja rebelde en la otra fusión en marcha, la que protagonizan las cajas del centro de la comunidad y que incluso tiene nombre Unión de Caixes Catalanes (UCC). De momento, sólo marchan hacia la fusión las cajas de Manlleu, Sabadell y Terrassa. La entidad resultante de la fusión de estas cajas catalanas se convertirá en la novena entidad por depósitos al administrar 21.612,3 millones de euros, de los que 10.016,5 provienen de Caixa Sabadell; 9.254,5 de Caixa Terrasa y 2.341,3 de Caixa Manlleu.

Los activos de la nueva entidad, la situarían en la decimotercera posición al sumar 26.852,8 millones de euros. De ellos, 12.380,5 pertenecen a Caixa Sabadell, 11.842,4 a la Caixa de Terrasa y 2.629,7 a Caixa Manlleu, según datos de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Este proceso, más avanzado que el anterior, deja fuera a otras dos entidades: Caixa del Penedés y Caixa Laietana. Estas dos cajas estarían en posición de participar en operaciones interregionales, si bien, parecen estar aguantando mejor el chaparrón que el resto de entidades catalanas. La Caixa no participará en ninguno de los encuentros. Ella baila sola. Con 240.000 millones de euros en activos y un holding cotizado como Criteria es la más grande y solvente del sistema.

Mostrar comentarios