Lunes, 12.11.2018 - 18:55 h
Piden agilidad

Maroto no cumple con las 'kellys' y culpa al Congreso del retraso de sus peticiones

La ministra de Turismo prometió a las camareras de piso la modificación del artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores para octubre. 

Kellys
Maroto no cumple con las 'kellys' y culpa al Congreso del retraso de sus peticiones. / EP

Reyes Maroto prometió a las 'kellys' -las camareras de piso de los hoteles- que en octubre celebrarían la "modificación del Estatuto de los Trabajadores en su artículo 42.1" que tanto llevan reivindicando para mejorar sus condiciones laborales. Pero no ha sido así. En pleno noviembre las 'kellys' aún no han recibido noticia alguna de avances en la tramitación, según confirman a La Información. 

Y es que la propia Reyes Maroto ha culpado al Congreso de los Diputados de la paralización de esta iniciativa. "Lo estamos impulsando, la verdad, pero el parlamento no va al ritmo que nos gustaría", ha afirmado la titular de la cartera de Industria, Comercio y Turismo, que se reunió con las trabajadoras el pasado mes de septiembre. 

Las conocidas como 'kellys' llevan años reclamando una modificación del Estatuto de los Trabajadores que les garantice un sueldo digno pese a las subcontrataciones, tan extendidas en el sector. El ministerio de Maroto fue el que abanderó la lucha por estos derechos, pero tras varias idas y venidas sobre la forma en la que sacar adelante una medida que beneficiase a los trabajadores -varios cambios en los artículos sobre los que actuar- la propuesta ha encallado en el Congreso. 

"La Ley que modifica el artículo 42.1 se registró el año pasado pero en ponencia lleva desde febrero de este año. Por lo tanto, yo lo que les pido a los grupos y al Congreso es agilidad ya que es un tema muy importante para controlar las subcontrataciones en la cadena de valor, no solo de las camareras de piso, de todo el sector", señalaba la propia Maroto.

De conseguirse, pese al retraso, la medida supondría un importante paso adelante en la mejora de la calidad del empleo en el sector de la hostelería, según reconocen fuentes del ministerio. "Creo que tenemos que ser conscientes de que el parlamento no tiene que bloquear ningún tipo de iniciativas, tiene que construir, ver que mejoras podemos incorporar a esa ley", señalaba la propia Maroto. 

Lo que está claro es que, en pleno noviembre y casi un mes después de lo prometido, las camareras de piso no han conseguido abrir el tan deseado champagne para celebrar una medida que consideran "justa y necesaria", en palabras de las propias trabajadoras.

En cambio, las que sí han conseguido un triunfo han sido las trabajadoras catalanas. Según afirma El Confidencial, gracias a una cláusula del último convenio interprovincial de hostelería en Cataluña, a partir del 31 de diciembre de este año, todas las 'kellys' deberán ganar una media de 1.350 euros al mes en 14 pagas frente a los 850 euros que cobran ahora las externalizadas. 

De este modo, Cataluña se adelanta a Ejecutivo nacional y empezará a medir por el mismo rasero a todas las trabajadoras independientemente de que el empleador sea el hotel directamente o una empresa externa. Por ello, las 'kellys' prometen seguir "dando guerra" hasta conseguir sus objetivos a nivel nacional. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios