Lunes, 22.10.2018 - 09:30 h
Exigen los derechos devengados entre 1948 y 1994 en la flota noruega

Más de 12.000 marinos españoles litigan para que Noruega les pague una pensión

Durante décadas entregaron el 30% de su salario al Estado, aunque éste les impedía cotizar por no ser residentes. Ahora les niega la prestación

Fotografía marineros españoles reclaman pensión a Noruega
Los más de 12.000 marineros españoles afectados han realizado protestas por toda Europa, también en España. Imagen de una concentración en Santiago / EFE

Durante más de 40 años, el Estado noruego les obligó a entregar el 30% del salario bruto que percibían por su trabajo como marinos mercantes en la flota de bandera noruega para financiar el bienestar general. Pero cuando después de décadas de duro trabajo llegó el momento de la jubilación, Oslo negó a más de 12.000 marineros españoles su derecho a una pensión pública. Indignados, se constituyeron como asociación y ahora pelean en los tribunales noruegos para ver reconocidos sus derechos. Y están dispuestos a llevar el asunto al Tribunal Europeo.

Su última protesta ha tenido lugar este sábado en Copenhague, en el marco de una estrategia de movilizaciones por las principales capitales europeas cuyo objetivo es difundir el injusto trato que, entienden, les ha propinado el Estado noruego.

El problema afecta al periodo 1948-1994, año en el que Noruega pasó a formar parte del Espacio Económico Europeo y, por tanto, a regirse por una serie de reglas comunes con los países de la Unión Europea. Durante ese periodo, los marineros, enrolados en la Marina Mercante de Noruega, tuvieron que ingresar en las arcas del Estado el 30% de sus salarios brutos para contribuir a financiar los servicios del país, aunque su condición de no residentes les vetaba la posibilidad de cotizar para su pensión futura. Llegado el momento de la jubilación, se encontraron con que tras una vida de duro trabajo en el mar, el Estado noruego les negaba su derecho a percibir prestación de jubilación alguna, ya que no habían cotizado durante los años anteriores. 

El asunto es que sus 'colegas' noruegos sí accedieron a una pensión de jubilación pese a tener el mismo régimen de residencia que ellos y con esa presunta discriminación acudieron a los tribunales. El tribunal noruego de primera instancia rechazó en abril de 2017 los argumentos de los marineros españoles, que llevaron la causa al Supremo y están dispuestos a acudir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

"Noruega ha tenido un comportamiento nefasto, evasivo. Si lo que quiere es que abandonemos, pierde el tiempo. Tenemos todo lo que nos quede de vida. Reclamamos lo que nos corresponde por ley", ha explicado Alberto Paz Viñas, portavoz de Long Hope, la asociación que representa a los marineros, en declaraciones a la Agencia EFE.

El papel de Moncloa

Los marineros españoles han visto abrirse una ventana a la esperanza después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, incluyera la cuestión en la agenda del encuentro que mantuvo con la primera ministra noruega, Erna Solberg, el pasado mes de julio en Bruselas. En opinión, del portavoz de la asociación, Paz Viñas, el asunto es un buen indicativo de la sensibilidad del Ejecutivo a la cuestión. 

"El PP no hizo nada, solo darnos buenas palabras", ha lamentado el portavoz de la asociación, que ha conseguido el respaldo de los principales partidos, el Congreso, el Senado y el Parlamento de Galicia.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios