Evitar guardar demasiado

El máximo de dinero que deberías tener en tu cuenta del banco, según la OCU

La mayoría de personas disponen de una cuenta bancaria, pero es importante saber cómo rinde tu dinero en ella. Desde la Organización de Consumidores y Usuarios advierten del saldo que no debes sobrepasar.

Billetes de euro.
Billetes de euro.
Foto de Markus Spiske de Pexels.

Hoy en día tener una cuenta bancaria resulta imprescindible, en muchos casos es el lugar donde podemos recibir la nómina o incluso tener domiciliados algunos pagos habituales como pueden ser los servicios básicos del hogar o incluso suscripciones a plataformas. Este producto financiero es sin duda un básico en nuestro día a día, pero, como suelen apuntar los expertos, este dinero está parado y no genera mayores beneficios

Por esa razón, desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) han advertido de la cantidad máxima que deberían tener los clientes en sus cuentas corrientes para obtener una mayor rentabilidad. Según han explicado en su propia web, existe una cantidad aproximada de saldo que es conveniente tener en este espacio para tener mayor tranquilidad financiera.

Esta estrategia que proponen desde la organización no solo permitirá tener una mejor economía personal, también podrá aumentar los ahorros a largo plazo y evitar que el dinero quede estancado en el banco sin obtener una rentabilidad real.

Ahorros en función de tu salario

Lo normal es que en tu cuenta bancaria principal recibas todas las nóminas de tu trabajo o las prestaciones relacionadas con el desempleo, la pensión u otras similares. Dependiendo de los gastos mensuales que tengas cada mes, es posible que este saldo aumente, pero lo cierto es que no es la mejor forma de hacerlo. En esta cuenta, según la organización de consumidores, los usuarios deberían tener como máximo el dinero correspondiente a tres meses del sueldo.

Si tomamos el salario mínimo interprofesional (SMI), esto serán unos 3.000 euros. A este concepto lo denominan reserva de liquidez, es decir, un dinero que puedes utilizar en cualquier momento cuando necesites efectivo o echar mano para posibles emergencias. Sin embargo, la desventaja de tener poco dinero es quedarse en números rojos y tener que pagar las comisiones correspondientes al banco, de modo que es conveniente revisar a menudo este saldo para evitar dicha situación.

¿Dónde ahorrar el dinero?

¿Qué haremos con el dinero que queremos ahorrar? Existen distintos tipos de productos financieros que nos ayudarán a sacarle más partido, todo depende del plazo en el que vayamos a usar esa cantidad. Para situaciones a corto plazo, "es decir, para el dinero del que puedas prescindir por un periodo de 12 meses, puedes invertir en un depósito a un plazo de un año", apuntan. Antes de contratar uno, es importante conocer bien las condiciones y posibles comisiones si sacamos el dinero con antelación.

Por el contrario, cuando queramos ahorrar más a largo plazo, "el dinero que no tenemos previsto tocar en los próximos cinco o diez años, puedes obtener algo más de rentabilidad, sabiendo que habrá temporadas en las que sufras algunas pérdidas", marca la OCU. Igualmente, si estos ahorros son superiores a los 100.000 euros tanto en cuentas corrientes como en depósitos, es importante repartirlos entre distintos bancos, puesto que todas las cantidades mayores a esta cifra, en caso de quiebra, no estarán cubiertas por el Fondo de Garantía de Depósitos y, por tanto, no podrán devolvértelo.

Mostrar comentarios