Jueves, 19.09.2019 - 17:57 h
Asegura que hay progresos

May abre la puerta a una prórroga corta del Brexit y quiere retratar al Parlamento

Propone que los diputados decidan el 12 de marzo sobre su última oferta y no extender la salida definitiva más allá de junio. 

May se enfrenta este miércoles a una moción de censura
May abre la puerta a una prórroga corta del Brexit y quiere retratar al Parlamento. / EP

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha planteado una serie de opciones a los diputados para salvar el actual estancamiento en las negociaciones para la salida de la Unión Europea, entre ellas una prórroga "corta" y "limitada" del Brexit que no debería extenderse más allá de "finales de junio". Es decir, por primera vez ha abierto en público la opción de alargar unas semanas más la fecha prevista de finales de marzo.

May ha destacado los "progresos" en sus conversaciones con los líderes europeos de cara a negociar "acuerdos alternativos" que permitan solventar "en paralelo" las actuales suspicacias de la Cámara de los Comunes sobre el Tratado de Retirada, principalmente en relación a la salvaguarda planteada para la frontera irlandesa.

Sin embargo, y tras reconocer que haya legisladores "preocupados de verdad porque el tiempo se está agotando", ha esbozado el calendario que seguirá su Gobierno antes de la fecha del Brexit, el próximo 29 de marzo -dos años después de la activación del Artículo 50 del Tratado de Lisboa-.

Así, la 'premier' británica ha confirmado su deseo de votar el tratado de nuevo el 12 de marzo y que, en caso de que se repitiese el triunfo del 'no', como ya ocurrió a mediados de enero, plantear al día siguiente una moción para que los diputados respalden o rechacen una ruptura con la UE sin ningún tipo de acuerdo. "Reino Unido solo saldrá (de la UE) sin acuerdo si hay un consentimiento explícito para que así sea", ha subrayado durante su comparecencia, salpicada de abucheos.

Si los diputados rechazan esta hipótesis, y a pesar de que May ha insistido en que "no quiere que se extienda el artículo 50", el Gobierno cederá a una prórroga "corta y limitada" que, en su opinión, no debería superar finales de junio, entre otras razones porque lo contrario supondría que Reino Unido debería participar en las elecciones europeas de finales de mayo. May ha advertido de que "una extensión no descarta una salida del acuerdo" y que, por tanto, el "salto al vacío" podría solo retrasarse unos "pocos meses".

Poco después, ha llegado la primera reacción de Bruselas. Ha sido a través del vicepresidente de la Comisión Europea para el Euro, Valdis Dombrovskis, quien ha asegurado que si el Reino Unido solicita retrasar su adiós están "preparados" para evaluar esa petición y "potencialmente apoyarla".  "Desde la Unión Europea hemos estado señalando nuestra disposición a posponer también la fecha del Brexit para permitir conseguir un acuerdo o las clarificaciones necesarias sobre el acuerdo", ha señalado. En ese sentido, añadió que si la petición para posponer la retirada británica se envía "ahora formalmente", desde el club comunitario están "preparados para evaluarla y potencialmente apoyarla".

El político letón no quiso dar más detalles sobre hasta cuándo se podría retrasar el Brexit, pero admitió que posponerlo "un par de meses" sería "relativamente sencillo" porque la salida del Reino Unido se produciría antes de que el próximo Parlamento Europeo se constituya en julio tras las elecciones a la Eurocámara de finales de mayo. "Más allá de eso, por supuesto, es algo que requiere un análisis más profundo", comentó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios