Goldman advierte de la repercusión en el Ibex de la convocatoria de referéndum

El selectivo español ha perdido un 6% desde el anuncio de la consulta del 1-O el pasado mes de junio y se ha convertido en el segundo peor índice de toda la zona euro.

El influyente banco de inversión se alinea con las tesis de los que defienden que la crisis sólo se resolverá con una mayor cuota de autogobierno para Cataluña.

El CEO de Goldman Sachs: “El Brexit puede causar que el progreso de la City se atasque”

El Ibex 35 ha perdido un 6% de su valor desde que el Govern de Cataluña activara el proceso para convocar un referéndum de autodeterminación con fecha 1 de octubre. Así lo pone de manifiesto el influyente banco de inversión Goldman Sachs en su último informe de situación sobre España en el que asegura que este preocupante desempeño durante los últimos meses - que lo ha convertido en el segundo peor índice de toda la zona euro, sólo por detrás del de Luxemburgo - es también el mejor antídoto de que la convocatoria del 1-O, sea cual sea su resultado, no tendrá un impacto significativo sobre el mercado español.

Al cabo, los analistas de Goldman Sachs vienen a lanzar un mensaje de confianza y tranquilidad sobre la situación española. "A medio plazo no esperamos que el referéndum tenga un impacto significativo sobre el mercado de valores español". Y argumentan su juicio en tres razones.

La primera es que el Gobierno ya ha avanzado que, en caso de celebrarse, el Estado no reconocerá el resultado de la convocatoria, que ha sido considerada inconstitucional.

El segundo motivo es el precedente de la consulta del 9-N de 2014. Goldman Sachs constata que en aquel momento el comportamiento del Ibex no se vio afectado por el mayor respaldo popular del independentismo, ni ese día, ni en la semana siguiente, ni siquiera un mes después.

La tercera razón es la mencionada al principio del artículo. El mercado de valores español ya se ha comportado por debajo de lo esperado desde la convocatoria del referéndum, dejándose un 6% de su valor, lo que parece alejar un impacto significativo tras el 1-O.Más autonomía para salir del conflicto

Mirando a partir del 1-O, el banco de inversión se alinea con la posición expresada entre otros por la agencia de calificación Moody's de que una solución duradera al conflicto catalán pasa por incrementar el grado de autonomía de Cataluña, lo que parece empezar a configurar la solución que demanda el mercado para eliminar cualquier incertidumbre sobre la situación de España.

Goldman Sachs precisa incluso más su postura e insta a recuperar la versión original del Estatut de 2010 que posteriormente mutiló el Constitucional para garantizar a Cataluña un grado de autogobierno con el que se sientan cómodos sus políticos y sus ciudadanos.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios