El CAC descarta expedientar la emisión de anuncios y propaganda del referéndum

Quiere evitar que un mismo hecho pueda ser sancionado más de una vez

El Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) ha descartado este martes iniciar expedientes administrativos que podrían derivar en multas por la emisión de anuncios, contenidos institucionales y de propaganda del referéndum del 1 de octubre, han informado a Europa Press fuentes del organismo regulador.

El Pleno del Consejo ha aprobado este martes, con tres votos a favor, tres en contra y uno de calidad del presidente Roger Loppacher, abstenerse de incoar y tramitar acciones administrativas contra prestadores que emitan anuncios y contenidos del 1-O, después de los apercibimientos recibidos por responsables de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA).

El acuerdo se ha tomado a la luz del Informe del Área Jurídica sobre el análisis en el ámbito competencial del CAC que argumenta una "eventual vulneración de la prohibición derivada del principio 'non bis in ídem'", que busca evitar que un mismo hecho resulte sancionado más de una vez.

El documento también constata que existe una prevalencia de la actuación penal iniciada sobre las actuaciones administrativas, que podría llevar a cabo el organismo regulador.

El informe defiende que, dada la situación, "sería conveniente que el Consejo, en este momento, evitara la incoación y posterior tramitación de un procedimiento administrativo" contra prestadores de su ámbito competencial que emitan publicidad o propaganda incumpliendo el advertimiento del Tribunal Constitucional (TC).

El CAC también ha explicado que trabaja en un informe sobre la información política y las tertulias entre el 11 de septiembre y el 3 de octubre debido a los "hechos excepcionales" que tienen lugar en el panorama político del citado periodo.

Ahora en portada

Comentarios