Empieza el juicio de Taylor Swift contra un dj radiofónico por manosearla por debajo de la falda

Taylor Swift se sentó el lunes junto a sus abogados en una corte federal en Denver para observar el comienzo de la selección del jurado en un juicio que la enfrenta a una celebridad de la radio de Colorado, por acusaciones de que el dj la manoseó hace cuatro años durante una sesión de fotos.

Swift, de 27 años y una de las cantantes de mayor éxito en todo el mundo, subiría al estrado durante el juicio para testificar sobre el incidente, que resultó en el despido de David Mueller de la radio de Colorado KYGO-FM.

El litigio se centra en acusaciones de Swift de que Mueller la manoseó por debajo de su falda cuando posaban para una sesión de fotos antes del concierto de la cantante el 2 de junio de 2013 en Denver.

"No fue un accidente, fue completamente intencional, y nunca he estado más segura de algo en mi vida", dijo Swift sobre el incidente durante una declaración.

Mueller, de 55 años, fue el primero en demandar, diciendo que Swift lo acusó falsamente de manosearla y que presionó a la gerencia de la radio para que lo despidieran, según documentos judiciales. La cantante respondió con una contrademanda por agresión y ello se convirtió en parte del mismo juicio.

Mueller niega que ocurriese algo indebido durante el breve encuentro en que el que estaba acompañado de su novia. Para la fotografía se colocaron ambos a cada lado de la cantante. Su demanda dice que la acusación de Swift es "absurda".

En documentos judiciales, Swift dijo que sus representantes informaron a la gerencia de KYGO sobre el incidente pero que no presionó para que Mueller fuera despedido. La radio investigó y dos días después del incidente echó al pinchadiscos por violar la cláusula de moralidad de su contrato.

Swift, de 27 años y una de las cantantes de mayor éxito en todo el mundo, subiría al estrado durante el juicio para testificar sobre el incidente, que resultó en el despido de David Mueller de la radio de Colorado KYGO-FM.

El litigio se centra en acusaciones de Swift de que Mueller la manoseó por debajo de su falda cuando posaban para una sesión de fotos antes del concierto de la cantante el 2 de junio de 2013 en Denver.

"No fue un accidente, fue completamente intencional, y nunca he estado más segura de algo en mi vida", dijo Swift sobre el incidente durante una declaración.

Mueller, de 55 años, fue el primero en demandar, diciendo que Swift lo acusó falsamente de manosearla y que presionó a la gerencia de la radio para que lo despidieran, según documentos judiciales. La cantante respondió con una contrademanda por agresión y ello se convirtió en parte del mismo juicio.

Mueller niega que ocurriese algo indebido durante el breve encuentro en que el que estaba acompañado de su novia. Para la fotografía se colocaron ambos a cada lado de la cantante. Su demanda dice que la acusación de Swift es "absurda".

En documentos judiciales, Swift dijo que sus representantes informaron a la gerencia de KYGO sobre el incidente pero que no presionó para que Mueller fuera despedido. La radio investigó y dos días después del incidente echó al pinchadiscos por violar la cláusula de moralidad de su contrato.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios