Martes, 18.02.2020 - 11:08 h
Así son sus rendimientos

Cuenta de ahorro vs depósito a plazo fijo: fórmulas para ganar dinero con ahorros

¿Son igual de rentables ambas opciones? Esta comparativa pone luz sobre el producto a elegir para generar dinero.

Fotografía de dinero ahorrado.
Cuentas de ahorro y depósitos son productos clave para sacar rentabilidad a los ahorros. / Canva.

La rentabilidad es uno de los reclamos más comunes usados por los bancos para llamar la atención de nuevos clientes. Las entidades ofrecen algunos productos con remuneración a cambio de nuestro dinero que no requieren asumir demasiado riesgo, y estos se resumen en dos tipos: depósitos a la vista (cuentas bancarias) y depósitos a plazo.

Las cuentas remuneradas o de ahorro y los depósitos a plazo fijo son las alternativas más habituales y seguras para aumentar nuestro capital sin dar lugar a posibles pérdidas. Sin embargo ¿son igual de rentables ambas opciones? Lo cierto es que no. Existen diferencias entre los rendimientos que ofrece uno y otro, además de otras disimilitudes relacionadas con la esencia de cada producto.

Más rentabilidad pero menos libertad

Los depósitos a plazo fijo son la opción más rentable. No obstante, no significa que sean la mejor alternativa, puesto que van a imponernos un requisito ineludible: no acceder al dinero hasta el término del plazo si queremos recibir los rendimientos (la mayoría de depósitos aceptan la cancelación anticipada pero con penalización). Además, a diferencia de las cuentas de ahorro, los plazos fijos no permiten realizar aportaciones, por lo que solo se remunerará el dinero invertido al inicio del contrato del producto.

Si nos fijamos en los datos de septiembre publicados por el Banco de España, los depósitos a la vista, es decir, las cuentas bancarias, ofrecieron de media un 0,03% de rentabilidad, mientras que el tipo medio para los depósitos a plazo fue del 0,04%. Estamos de acuerdo en que la diferencia no es abismal, y además, la rentabilidad media en ambos casos es más bien ridícula. A pesar de ello, en los productos más rentables de un tipo y otro sí se refleja la desigualdad entre la TAE de cada uno.

Desde Raisin, el catálogo de productos de ahorro de bancos europeos que permite contratar opciones rentables desde España, podemos abrir depósitos con plazos razonables y con rentabilidades más que competitivas. Algunos ejemplos son, por un lado, el Depósito a 1 año de la entidad búlgara BACB con una rentabilidad de 1,15% TAE, o bien, el Depósito a 2 años al 1,31% TAE del banco portugués Haitong.

Para los que prefieren depositar sus ahorros en España, aunque la rentabilidad sea algo inferior, también hay opciones interesantes. Ahora mismo, entidades bancarias como EBN Banco están ofreciendo intereses de hasta un 1,43% TAE a ocho años. Sin embargo, de los seis depósitos que ofrece, el más destacado es el Depósito Sinycon a 18 meses al 1% TAE, y es que su relación plazo-rentabilidad es más que atractiva.

Otro ejemplo es el banco italiano Farmafactoring, también conocido como Facto, que paga un 1,30% TAE en la mayoría de sus plazos fijos (entre uno y cinco años). Esta entidad, aunque es de origen italiano, cuenta con sucursal registrada en España, por lo que nuestros ahorros estarán ubicados en el país.

Rentabilidad limitada pero mayor flexibilidad

Por otro lado, las cuentas de ahorro más rentables alcanzan rendimientos de hasta un 1% TAE en el mejor de los casos. Ahora mismo, la Cuenta 1% de MyInvestor es la más ofrece, pero solo para los primeros 15.000 euros depositados en la cuenta.

Otra opción a destacar es la Cuenta de Ahorro de Nationale Nederlanden, que remunera el total de nuestros ahorros al 0,50% TAE con la opción de conseguir hasta 50 euros extra (promoción vigente hasta el 15 de noviembre). Si transferimos entre 1.000 y 5.000 euros a la cuenta y mantenemos el saldo desde el 30 de noviembre hasta el 30 de enero, accedemos a un regalo de 30 euros, mientras que depositando más de 5.000 el regalo ascenderá a 50 euros.

Las dos alternativas anteriores solo permiten transferir dinero con el objetivo de ahorrar y no tienen ningún requisito de vinculación ni comisiones. Sin embargo, existen otras cuentas que ofrecen una mayor rentabilidad a cambio de algunas condiciones y con operativa total: las cuentas corrientes remuneradas. Un ejemplo es la Cuenta Nómina Bankinter, que paga un 5% TAE de hasta 5.000 euros durante el primer año y un 2% TAE durante el segundo domiciliando una nómina superior a 1.000 euros, recibos y realizando movimientos con la tarjeta asociada.

Los expertos recomiendan que, elijamos el producto que elijamos, nunca depositemos más de 100.000 euros en un mismo banco, el importe máximo que el Fondo de Garantía de Depósitos va a cubrirnos, ya sea el español o el de un país vecino. La diversificación siempre es una buena estrategia a la hora de invertir nuestro dinero. Además, los productos mencionados no son incompatibles, es decir, podemos contar con una cuenta de ahorro y un depósito para remunerar al máximo nuestros ahorros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING