Méndez pide una reforma de la política energética para contener la inflación

  • A Coruña.- El secretario general de UGT, Cándido Méndez, reclamó hoy una reforma de la política energética en España para mitigar los efectos de la inflación, después de que ésta haya subido tres décimas en febrero vinculada al aumento del precio del petróleo.

La tasa de inflación sube 3 décimas y se sitúa en el 3,6 por ciento en febrero
La tasa de inflación sube 3 décimas y se sitúa en el 3,6 por ciento en febrero

A Coruña.- El secretario general de UGT, Cándido Méndez, reclamó hoy una reforma de la política energética en España para mitigar los efectos de la inflación, después de que ésta haya subido tres décimas en febrero vinculada al aumento del precio del petróleo.

El indicador adelantado del índice de precios de consumo (IPC), publicado hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), sitúa la inflación en el 3,6 % interanual, una tasa que previsiblemente "va a seguir subiendo de la mano del petróleo", cuyo precio llegó en febrero a 104,13 dólares el barril de Brent, frente a los 74,79 dólares del mismo mes de 2010.

Ante una perspectiva alcista, Méndez reclamó al Gobierno una reforma en la política energética basada en el "contenido" incluido en el acuerdo social y económico firmado con los sindicatos que garantice el suministro y un escenario energético eficiente, sostenible con el medioambiente

Méndez, quien participó hoy en un asamblea informativa en A Coruña, aprovechó los datos de la inflación para criticar la propuesta de vincular los salarios a la productividad.

"Un país con inflaciones endémicamente altas, como España, en la discusión sobre la determinación de los salarios debe contemplar necesariamente la lucha contra la inflación", afirmó en declaraciones a los periodistas.

El secretario general de UGT explicó que la propuesta sindical incluye la previsión de inflación, la cláusula de revisión y la productividad como factores determinantes de los salarios.

Añadió que, de aprobarse un modelo vinculado exclusivamente a la productividad, se podría producir un efecto "perverso" en España.

"En España en época de crisis los ajustes no se hacen reduciendo la producción de las empresas, los ajustes se hacen despidiendo empleados. Por ello, se produce una situación aparentemente paradójica: en épocas de expansión económica la productividad es débil y en época de crisis la productividad es alta", advirtió el dirigente sindical.

De hecho, el ratio de productividad es en la actualidad de un 3 %, cuando en épocas de bonanza no superaba el 1 %.

Por último, Méndez subrayó que este debate ya está "superado" en España y con un modelo que funciona "adecuadamente".

Mostrar comentarios