Radiografía completa de la guerra de tarifas: ¿quién gana y quién pierde?

Movistar, la operadora más poderosa en España, está siendo el lastre de la telefonía móvil en lo que llevamos de año. Entre enero y mayo ha perdido 1,12 millones de líneas, demasiadas para el conjunto del sector, que acumula un balance anual negativo de 725.500. Pero este declive es palpable desde el ejercicio pasado: en los últimos doce meses, los virtuales y Yoigo han ganado 1,8 millones de accesos, los mismos que ha perdido Telefónica.

La guerra de tarifas que enfrenta a todos los operadores del mercado español ya empieza a dar signos evidentes de quiénes son los vencedores y quiénes los vencidos.

Entre enero y mayo, el sector ha sufrido una pérdida neta de 725.558 líneas según los datos que maneja la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMT), una caída cuyo mayor responsable tiene nombres y apellidos.

Se trata de Movistar, la compañía más importante del negocio, que ha sufrido una baja neta de 1,12 millones de accesos, tres veces más que Vodafone, que es la segunda peor parada con una baja de 345.463 líneas, y a años luz de Orange, que apenas ha pedido 6.116.

Un lastre que ha sido demasiado para los operadores baratos, cuya mejora no ha podido evitar el balance negativo del conjunto del sector.

En concreto, los operadores móviles virtuales (OMV) han registrado una ganancia neta de 657.302 accesos y Yoigo, de otros 89.491. Unas cifras que suman 746.793 líneas, pero que apenas representan la mitad de lo que han perdido los tres operadores tradicionales (-1.472.351).

La primera lectura que se hace de estas cifras es que las compañías de bajo coste han comido terreno a los gigantes del sector en la guerra de la telefonía móvil y que, en ella, el enfrentamiento más violento se produce entre los virtuales y Movistar.

¿La prueba? Los primeros han sido los únicos operadores que han ganado líneas en todos los meses, mientras que el gigante azul ha sido el representante contrario: ha caído de enero a mayo de forma ininterrumpida, y lo ha hecho en solitario.

Pero si se echa la vista atrás y se analizan los datos desde mayo del año pasado (es decir, la evolución de un año entero), esta lucha queda todavía más clara.

En esos doce meses, Movistar ha perdido 1,8 millones de líneas, la misma cifra que han ganado los virtuales (1,36 millones) y Yoigo (445.750 accesos). Una coincidencia muy curiosa.

¿Y qué piensa el gigante azul de todo esto? Según cuentan fuentes internas de la compañía a lainformacion.com, "en España, como es lógico, se está notando el reposicionamiento comercial que estamos llevando a cabo los operadores en los últimos meses, en el que se prioriza al cliente actual frente al entrante y se apuesta por reservar para ellos las mejores ofertas, productos y dispositivos".

Como bien apuntan esas fuentes, no solo se puede culpar a Movistar del declive del sector. Es más, en los últimos dos meses con datos oficiales (abril y mayo), Vodafone ha perdido más de 385.000 líneas, una cifra que le sitúa más cerca de Telefónica que del resto de compañías y que coincide en el tiempo con su decisión de dejar de regalar teléfonos a sus nuevos clientes.

Lo mismo ocurre si se vuelve a mirar la evolución desde mayo del año pasado: junto a su homólogo azul, es el único operador que ha sufrido un descenso de su cartera de clientes (ha perdido unos 122.480).

Y, si se cumplen los pronósticos del presidente de la propia CMT, Bernardo Lorenzo, las tensiones entre las compañías low cost y los dos tradicionales más grandes se mantendrán a lo largo de este año. Ésta, al menos, es una de las tendencias que moverán el negocio de la telefonía móvil en 2012.

Ahora en portada

Comentarios